Cinvestav inaugura laboratorio para fabricación de bioetanol | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Cinvestav inaugura laboratorio para fabricación de bioetanol

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El Cinvestav Unidad Guadalajara inauguró el Laboratorio de Futuros en Bioenergía, cuyo objetivo es buscar en el corto plazo alternativas tecnológicamente viables para utilizar la biomasa vegetal, en particular la lignocelulósica, en la fabricación de bioetanol, como sustituto de los materiales fósiles como la gasolina. El equipo está enfocado en el desarrollo de tecnologías para la producción de biocombustibles que puedan utilizarse a corto plazo en el sector autotransporte: investigar cómo hacer funcionar un automóvil con bioetanol y al mismo tiempo reducir la producción de gases de efecto invernadero.

Arturo Sánchez Carmona, responsable de este esfuerzo científico, comentó que su equipo está enfocado en el desarrollo de tecnologías para la producción de biocombustibles que puedan utilizarse a corto plazo en el sector autotransporte. “Debemos considerar dos factores: que la reforma energética sugiere que en el 2018 tenemos que emplear el bioetanol, en un mezcla 5.8 por ciento en la gasolina; y que el bioetanol que se consuma en México tiene que fabricarse en el país”.

Para cumplir con esos objetivos, el investigador explica que el nuevo Laboratorio del Cinvestav tiene tres líneas de trabajo, donde se atenderá tanto la investigación aplicada como el desarrollo tecnológico. La primera de ellas es el Diseño Conceptual de Biorrefinerías, “aquí construimos modelos matemáticos a fin de tener descripciones completas de cómo serán estas fábricas de bioetanol o de bioproductos. Podemos determinar cuánto será el costo de producción del combustible que nos interesa y la relación energía-producto. Con esa información los interesados en construir biorrefinerías que usen estas tecnologías pueden tomar decisiones tecnológicas y económicas para su construcción”.

Análisis de Sostenibilidad de Biorrefinerías es la segunda línea de trabajo donde se analiza si efectivamente estas biorrefinerías de plataforma bioquímica tienen un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad, por ejemplo, cuál es el balance energético, la cantidad de las emisiones de gases efecto invernadero, el consumo de agua o las condiciones de emisión de residuos.

La tercera parte, abunda un comunicado del Cinvestav, es la Deconstrucción de Biomasa, la cual “tiene que ver con formas de debilitar la estructura lignocelulósica para hacer más eficientes las etapas posteriores como la hidrólisis enzimática, la fermentación o la purificación para obtener el bioetanol en una biorrefinería de plataforma bioquímica”.

Arturo Sánchez indicó que se tienen varios convenios e intercambios científicos y tecnológicos, tanto a nivel nacional como internacional. Ejemplo de ello es que  actualmente el Laboratorio de Futuros en Bioenergía es la sede técnica del clúster de bioalcoholes, del Centro Mexicano de Innovación en Bioenergía, iniciativa de la Secretaría de Energía, que tiene la finalidad de desarrollar tecnologías, productos y servicios con energías renovables basadas en el uso de biomasa.

“En este clúster, el Cinvestav trabaja en la producción de bioetanol para el sector automotriz a partir de residuos agrícolas. Somos 11 instituciones, nueve mexicanas y dos extranjeras, así como seis empresas mexicanas. El objetivo es promover la incorporación de tecnologías en el país para producir biocombustibles de segunda generación a partir de residuos agrícolas, como lo es la paja de trigo, el rastrojo del maíz, el bagazo de caña, entre otros”, detalló el investigador.

Imprimir