Grave crisis... otra... en el centro mexicano de la tortuga - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Grave crisis... otra... en el centro mexicano de la tortuga | La Crónica de Hoy

Grave crisis... otra... en el centro mexicano de la tortuga

Marielena Hoyo Bastien

Creo que las mujeres están locas si pretenden ser

iguales a los hombres. Son bastante superiores y

siempre lo han sido. Cualquier cosa que des a

una mujer ella la hará mejor. Si le das esperma,

te dará un hijo. Si le das una casa, te dará un

hogar. Si le das alimentos, te dará comida. Si le

das una sonrisa, te dará su corazón. Engrandece

y multiplica cualquier cosa que le des. Si le das

basura, ¡prepárate a recibir toneladas de mierda!

 

Sir William Gerald Golding

Premio Nobel de literatura

1911-1993

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

 

Entre las noticias destacadas del pasado lunes, corrió el caso de una tortuga marina de 25 años y 59 kilos de peso, residente en un dizque centro de conservación de Tailandia, a la que terminó bautizándosele como Omsin, algo así como “alcancía” en tailandés, ya que tras notarla con dificultades para nadar fue sometida a estudios y posteriormente a una cirugía de 7 horas —la primera en su tipo a nivel mundial—para extraerle ¡915 monedas de su estómago!; o sea, un equivalente a 5 kilos de fierro corroído que el animal fue acumulando, por curiosidad, de entre los centavos que los visitantes le arrojaban en señal de buena suerte. A saber cuántos años llevaba el pobre quelonio tragando dinero, y qué grave omisión la de sus ¿cuidadores? Lo positivo es que los veterinarios auguran franca recuperación al animal. Que así sea, pero...

Esta información me distrae del delicado tema sobre la iniciativa Ley General de Biodiversidad que he venido abordando a cachitos, miércoles a miércoles, ya que hay otras tortugas marinas padeciendo algo similar aquí en México, sólo que en lugar de tragar monedas satisfacen su hambre consumiendo partes de sus descuidados recintos… todo lo desprendible… trátese de alambres, silicón, piedras o pintura, situación que, obvio, las ha dañado delicadamente e incluso ha sido causa de muerte en algunas. Al menos…

Es lo que trascendió que está sucediendo en el Centro Mexicano de la Tortuga, allá en Mazunte, Oaxaca, lugar que desde su creación  (septiembre 1991) y pese a contar históricamente con personal calificado y muy comprometido entre la tropa, ha pasado por varias dificultades. Ésta, sin duda, la más indignante y motivo por el que hago un enérgico llamado a la autoridad competente, que para el punto es el titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro Del Mazo, quien no desconoce la circunstancia, pero sí la ha relegado. Y es que…

Documento en copia que obra en mi poder, y que le fue dirigido al Comisionado por parte del personal médico veterinario y técnico del Centro, desde el pasado 25 de enero, da cuenta de que desde el 18 de diciembre del 2016 no se ha surtido ningún tipo de alimento fresco a las tortugas, muchos de ellos ejemplares en rehabilitación que sólo esperan su alta para ser reintroducidos al mar, y que por lo mismo, los especialistas no juzgan conveniente alimentar con productos balanceados comerciales. Bueno…

Llegó a tal grado la carencia, que quien está a cargo del Centro, bióloga Érika García Campos, tuvo la ocurrencia… entre otras increíbles… de solicitar a su equipo que fuera a mendigar desperdicios en verdulerías y pescaderías aledañas para alimentar, entre otras criaturas, al grandulón CHABELITO, que desde enero, una vez recuperado de sus lesiones, sigue a la espera de que el funcionario citado acuda para liberarlo en acto público. Para esto, cuando en ocasión de la petición de su coordinadora los elementos accedieron a pedir comida (improcedente, puesto que supuestamente el CMT cuenta por lo menos con un presupuesto de dos millones de pesos anuales para el propósito), detectaron que entre esos remanentes se mezclaban hartas bolsas de plástico, clavos, fragmentos de vidrio y colillas de cigarro imposibles de limpiar, por lo que se desistieron. Y a lo anterior hay que añadir la imposibilidad de tomar placas de RX o proporcionar a los animales tratamientos medicinales específicos. Ni hablar de hacer investigación, colecta de nidos o monitoreo biológico.

Hay más, pero si algo de todo esto tiene que negarme o aclararme la CONANP, estoy a la orden… aunque lo mejor sería enterarnos de las medidas inmediatas que se tomarán.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios