Destaca Profepa disminución de tráfico de aves | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Destaca Profepa disminución de tráfico de aves

Foto: Twitter

La veda impuesta para el aprovechamiento extractivo de pericos, loros y guacamayas decretado en 2008 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) permitió disminuir en 24 por ciento el tráfico ilegal de este tipo de aves, aseguró la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Refirió que la medida ha permitido llevar a cabo otros proyectos de conservación, como el monitoreo de nidos en la costa de Jalisco, lo que ha permitido detener el saqueo ilegal y destrucción de nidos durante los cuatro años de la actual administración federal.

También incrementó, en el mismo periodo, casi 25 por ciento el número de inspecciones y operativos que permitieron asegurar ese tipo de especies enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 en alguna categoría de riesgo, lo que ha evitado su desaparición por el saqueo ilegal.

Mencionó que con las  reformas a la Ley General de Vida Silvestre (LGVS), realizadas en octubre del 2008, quedó prohibida toda captura de psitácidos para fines comerciales o de subsistencia.

Además quedó prohibida su exportación e importación, por lo que quienes infrinjan la legislación serán acreedores a prisión y a multas que van de los 50 a las 50 mil Unidades de Medida y Actualización.

Los pericos, loros y guacamayas, abundó la Profepa, abundó al Profepa, son considerados como íconos de la cultura mexicana.

Indicó que en el país se distribuyen de forma natural 22 especies de pericos, excluyéndose sólo una a condiciones de riesgo de extinción, por lo que es necesario evitar toda forma de extracción de sus sitios de origen.

Refirió que en Palenque, Chiapas, ejemplares de Guacamaya Roja  había desaparecido del lugar hace 70 años por el excesivo saqueo humano, pero recientemente fueron liberadas en el sitio 97 ejemplares que ya se reproducen en libertad.

Otro caso es el de  la Reserva de la Biósfera de Los Tuxtlas, en Veracruz, donde esa especie había quedado formalmente desaparecida desde hace 50 años, y en fecha reciente fueron puestas en libertad más de cien guacamayas.

havh

Imprimir