“Los populistas no pasaron en Holanda; que lo oigan en toda Europa”: Mark Rutte | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 16 de Marzo, 2017

“Los populistas no pasaron en Holanda; que lo oigan en toda Europa”: Mark Rutte

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El líder de la extrema derecha holandesa, Geert Wilders, cuya campaña la basó en el odio a los musulmanes y a los inmigrantes, fracasó ayer rotundamente en su intento de asaltar el poder. El político prometía un referéndum para sacar a su país de la Unión Europea (UE).

La victoria del Partido Liberal (VVD) del primer ministro Mark Rutte, mayor de lo que anunciaban las encuestas, ha significado un gran alivio para todos los que temían que la victoria de la extrema derecha en Holanda, inspirada por el inesperado triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, diese alas a Marine Le Pen, la candidata de la extrema derecha en Francia, país que acude a las urnas en menos de 40 días.

“¡Qué noche!”. Tras anunciar los sondeos que el oficialista VVD obtendría 32 escaños (9 menos que en los comicios anteriores, pero más de lo que anunciaban las encuestas), el primer ministro Rutte declaró: “¡Qué noche! Hemos parado el populismo equivocado” del ultra Wilders, gritó a sus seguidores.

Un eufórico Rutte mostró su deseo de “volver a unir Holanda” y, en referencia al ultraderechista y eurófobo Wilders, aseguró que el país “sigue siendo proeuropeo”.

Según los sondeos, Wilders se quedaría con 19 escaños, 4 más que en las elecciones anteriores, empatado en segunda posición con Llamada Democristiana (CDA) y los centristas de D66.

“En una campaña, es inevitable que salgan a la luz las diferencias, pero ahora es importante unir de nuevo al país y formar un Gobierno estable para los próximos cuatro años”, dijo el funcionario, en su primera comparecencia tras conocerse los sondeos a pie de urna.

Euforia verde. Rutte felicitó desde el podio también a los otros ganadores de las votaciones, Demócratas 66, CDA y especialmente GroenLinks (los Verdes de Izquierdas), que ha cuadruplicado su porcentaje de sufragios.

El líder de Groen, Jeder Klaver, cuyo partido se alzó con la victoria en Ámsterdam y mandó a la extrema derecha al octavo puesto, declaró a sus seguidores: “¿Pasará el populismo de derechas en Holanda?”. Gritos de “no”. “¡no les oigo!”, de nuevo gritos de “¡no!”, a lo que el líder ecologista remató con un: “Que lo oigan en Europa”.

Sobre los grandes derrotados de la noche, los laboristas del PvdA, Rutte dijo que había hablado con el líder de ese partido, Lodewijk Asscher.

“Estuvimos durante 4 años y medio en una aventura juntos. Les deseaba un resultado diferente”, dijo sobre los socialdemócratas, que según los sondeos perderían hasta 29 escaños.

Alivio europeo. Desde Alemania, que a fin de año celebra elecciones, con la amenaza del ascenso de la extrema derecha, un portavoz de la canciller Angela Merkel, que se presentará a la reelección, felicitó a Rutte mediante una llamada telefónica en la que expresó su intención de mantener la “buena cooperación como amigos y vecinos europeos”.

En Francia, el canciller Jean-Marc Ayrault felicitó a los holandeses por haber “detenido” el avance de Wilders.

“Felicidades a los neerlandeses por haber detenido el avance de la extrema derecha. Tenemos voluntad de trabajar por una Europa más fuerte”, escribió el político socialista en su perfil de Twitter.

Voto populista, voto inculto. El perfil del votante de extrema derecha en Holanda está fuertemente relacionado con su nivel de estudios. El xenófobo PVV de Wilders fue la camarilla más votada entre el sector con un nivel de educación más bajo (23 por ciento). En el otro extremo, fue el partido menos votado por el sector de la población con un nivel de educación más alto (6 por ciento).

 

Imprimir