Hologramas y escándalos en Francia - Gerson Hernández Mecalco | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Hologramas y escándalos en Francia | La Crónica de Hoy

Hologramas y escándalos en Francia

Gerson Hernández Mecalco

Las elecciones presidenciales en Francia se han caracterizado por escándalos de corrupción de los candidatos —que van desde supuestas irregularidades en la organización de eventos hasta evasión de impuestos y viajes a Las Vegas—, el uso de hologramas por parte del candidato izquierdista Jean-Luc Melenchon que son transmitidos desde la ciudad de Lyon y mostrados en tiempo real en un mitin en París, así como discursos políticamente incorrectos como: “la división ya no es entre derechas e izquierda, sino entre patriotas y pro-globalización”, por parte de Marine Le Pen. En 37 días sabremos quién gobernará la cuna de la libertad, igualdad y fraternidad, pero mejor vamos por partes:

Candidatos. El próximo 23 de abril se celebrará la primera vuelta electoral y, de los 67 millones de franceses, podrán votar más de 44 millones —cinco veces la población de la CDMX—. Si el primer lugar no supera el 50 por ciento, el 7 de mayo se celebrará una segunda vuelta. Los candidatos son Marine Le Pen del Frente Nacional, Emmanuel Macron de En Marcha, François Fillon de Los Republicanos,  Benoît Hamon del Partido Socialista y Jean-Luc Mélenchon del Partido de Izquierda. La duración del mandato del próximo presidente será de cinco años.

Escándalos. Las encuestas perfilan como ganadores a Marine Le Pen y Emmanuel Macron. Este escenario se materializa ante el avance de la investigación contra François Fillon, quien presuntamente pago asesorías parlamentarias a su esposa y sus dos hijos. La ultraderechista Marine Le Pen es investigada por presunta evasión de impuestos. El liberal Emmanuel Macron está acusado por supuestas irregularidades en la organización de un evento del ministerio de Economía, cuando administraba los “dineros” de la nación en el gobierno de François Hollande.

Encuestas. Algunos sondeos prevén —y ojalá así sea— la victoria de Macron en una segunda vuelta contra Le Pen en Francia. El escenario más viable es que ninguno supere el 50 por ciento y pasen a la segunda vuelta electoral; pero en este escenario, Macron obtendría el 65 por ciento de los votos y Le Pen, el 35 por ciento. Le Pen se impondría en la primera vuelta con 26 por ciento, frente al 23 por ciento de Macron, mientras que el malabarista favorito hasta ahora, François Fillon, acabaría tercero, con un 20 por ciento, y resultaría eliminado. En una elección donde no se implemente la segunda vuelta, el resultado sería bastante cerrado por el margen de error que muestran la mayoría de las encuestas. 

El mayor espectáculo sobre la Tierra. Así definió The Economist en 2015 las elecciones presidenciales en Estados Unidos. De acuerdo a estimaciones del Centro para Políticas Responsables, las pasadas campañas tuvieron un costo de $2.651 millones; esto equivale a un gasto promedio de $11,67 por cada uno de los 227 millones de estadunidenses. En México, las elecciones presidenciales tuvieron un costo de  $1.923 millones, por lo que el costo de cada votante potencial en México fue de $25 dólares. Las últimas elecciones presidenciales en Francia en 2012 costaron 97 millones de dólares, lo que equivale a $1,88 por cada potencial votante.

Obviamente, existe una diferencia importante entre la población que pudo votar en EU (227 millones en Estados Unidos) y Francia (44 millones en Francia), la causa del bajo costo de las campañas francesas reside en la normativa legal que impone estrictos límites al gasto. Por ejemplo, el costo máximo de una campaña presidencial es de $22 millones por candidato en la primera vuelta, y sólo puede ampliarse a $30 millones para aquellos que pasen a la segunda vuelta. Además, ningún ciudadano puede aportar más de $10.000 al año a un partido y $6.000 a un candidato, mientras que la iniciativa privada tiene totalmente prohibido hacer aportaciones para las campañas.

Los enemigos íntimos de la democracia. Los recientes resultados en EU y el posible triunfo de la candidata Marine Le Pen me hacen recordar la obra del escritor búlgaro Tzvetan Todorov Los enemigos íntimos de la democracia, al afirmar que la libertad era uno de los valores fundamentales de la democracia, “pero con el tiempo me di cuenta de que determinados usos de la libertad pueden suponer un peligro para la democracia. ¿Será un indicio el hecho de que las amenazas que pesan hoy en día sobre la democracia proceden no de fuera, de los que presentan abiertamente como sus enemigos, sino de dentro, de ideologías, movimientos y actuaciones que dicen defender sus valores? ¿O incluso un indicio de que los valores en cuestión no siempre son buenos?, al final como dice la canción de Panteón Rococo:

Este mundo está de locos a punto de reventar

Esta tierra está que arde nos vamos a desangrar (…)

Que comiencen las hostilidades

Ojalá que los estrategas de campañas electorales en México retomen —si lo hacen— el uso de hologramas solamente como imagen pública y que las propuestas sean contrario a lo que recomendaba el filósofo norteamericano George Lakoff, al pensar que: “suelen pensar que la gente vota en función de los programas electorales y de las propuestas políticas específicas de los candidatos. Lo cierto es que la gente vota basándose en los valores, la capacidad de transmitir, la autenticidad, la confianza y la identidad”.

Académico de la FCPyS-UNAM y Consultor Político

@gersonmecalco

Imprimir

Comentarios

Columnas anteriores