El impuesto predial: El dilema de no cobrar y la costumbre de no pagar - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 22 de Marzo, 2017
El impuesto predial: El dilema de no cobrar y la costumbre de no pagar | La Crónica de Hoy

El impuesto predial: El dilema de no cobrar y la costumbre de no pagar

Ma. del Rocío Pineda Gochi

Uno de los grandes problemas que históricamente ha enfrentado nuestro país, es la baja recaudación fiscal. Los reportes de estadísticas tributarias de la OCDE indican, que de los 34 países que integran esta organización, México es el que tiene los menores ingresos tributarios como proporción de su Producto Interno Bruto (PIB), al registrar una tasa de 19.5 por ciento, cifra muy por debajo del promedio que asciende al 34.5 por ciento.

El mayor ingreso tributario, se obtiene a través del IVA que es de 9.8 por ciento como porcentaje del PIB. Sin embargo, dicha cantidad es menor al 11 por ciento, que la cifra promedio de la OCDE en ese rubro. De igual manera, los impuestos a ingresos y utilidades de las empresas, son menos de la mitad del promedio que tienen las 34 economías, y las contribuciones a la seguridad social, sólo representan una tercera parte del promedio.

En lo que respecta al impuesto predial o el impuesto a la propiedad, llama la atención que en nuestro país no se recauda ni un punto porcentual, 0.2 por ciento del PIB, y si excluyéramos a la Ciudad de México, apenas y sería un poco más de 0.1 por ciento, estando otra vez por debajo del promedio de la OCDE, que alcanza una tasa de 1.9 por ciento.

Existen diversas razones y explicaciones sobre estos bajos niveles recaudatorios: la informalidad, las exenciones y beneficios fiscales, la heterogeneidad de los municipios, la falta de capacidad administrativa, la pobreza y la desigualdad. Estos elementos han generado círculos viciosos, donde los factores económico y político han generado una cultura de evasión, del no pago y de descuentos injustificados.

Los estudios sobre el predial en nuestro país, sostienen que el bajo nivel de recaudación municipal se explica, en mayor medida, por la alta dependencia económica que han generado las aportaciones y trasferencias de la federación. A este efecto se le denomina la tesis de los recursos alternos, que establece que en la medida en que los gobiernos tengan acceso a recursos por otras fuentes menos costosas políticamente, la recaudación tributaria disminuirá.

Lo cierto es que aunque la recaudación tributaria es baja en los tres niveles de gobierno, la Hacienda municipal es la que tiene una mayor debilidad y atraso. Aunque el artículo 115 constitucional otorga la libertad a los municipios para administrar libremente su Hacienda, que se conforma de contribuciones e impuestos a la propiedad inmobiliaria, entre otras, una gran mayoría ha subestimado esta fuente importante de ingresos e instrumento de desarrollo rural y urbano.

La experiencia internacional ha demostrado —como lo refiere la investigadora Mónica Unda del ITESO— que los impuestos a la propiedad tienen un alto potencial recaudatorio y son estables. Además de que este tipo de impuestos tienen mayor potencial distributivo, y pueden ser altamente progresivos. Otra ventaja radica en que los ingresos recaudados, una vez transformados en gasto público, se asignan a bienes y servicios públicos dentro de la misma localidad, es decir, que tanto la carga tributaria como su beneficio recaen en el mismo territorio.

Ante este escenario, es urgente que trabajemos en el fortalecimiento de la capacidad institucional y administrativa de los municipios, principalmente de los más pequeños, con la finalidad de fortalecer las haciendas locales, y dotarlos de una mayor autonomía presupuestaria. El Sistema Nacional de Coordinación Fiscal y demás autoridades hacendarias, deben redoblar sus esfuerzos para capacitar y unificar criterios en el desarrollo del catastro, para evitar las irregularidades que suceden día a día en las valuaciones de los inmuebles y en los métodos de valoración, que ocasionan altas tasas impositivas e incentivos negativos para no pagar.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios