Alcaldías, nuevo modelo de equilibrio de poderes - Víctor Romo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 26 de Marzo, 2017
Alcaldías, nuevo modelo de equilibrio de poderes | La Crónica de Hoy

Alcaldías, nuevo modelo de equilibrio de poderes

Víctor Romo

La CDMX experimentará una transformación democrática iné­dita a partir de 2018, cuando arranquen los cambios que mandata su primera Constitución Política.
La primera gran conversión será la de su estructura política, al transformarse las delegaciones en órganos políticos administrativos denominados alcaldías.
Las alcaldías estarán integradas por un alcalde o alcaldesa y los concejales, quienes serán el contrapeso del otrora poder omnímodo, porque ahora las decisiones deberán tomarse mediante la consulta, el consenso y de manera colegiada.
Es mucho más que un cambio de nombre, porque se dejan atrás viejas estructuras autoritarias en la toma de decisiones de gobierno; ahora, ya no serán unipersonales, las tomará el alcalde, pero junto con un grupo plural (concejales).
Los concejales serán entre 10 y 15 integrantes, según la población y extensión territorial de cada alcaldía, y serán electos bajo los principios de mayoría relativa y representación proporcional.
Las alcaldías gozarán de amplia autonomía para elaborar sus presupuestos, administrar, gobernar y ejercer el gasto, siempre bajo la supervisión de los concejales.
Sin embargo, la problemática fundamental de alcaldías y municipios ha tenido que ver con la insuficiencia de recursos económicos, cuya mayoría provienen de la federación.
Otra limitante por superar es la deficiente metodología en su planeación, porque no siempre toman en cuenta las necesidades reales de sus habitantes.
De ahí la necesidad de consolidar la transformación política de la ciudad, con un nuevo modelo de reparto financiero: igualitario, equitativo, justo y directamente proporcional a la cantidad, necesidades, nivel de pobreza y rezago de sus gobernados. Todo ello, además, fortalecido con una planeación ejemplar basada en la participación ciudadana, la transparencia y rendición de cuentas.
En esos ordenamientos trabaja intensamente hoy la Asamblea Legislativa, una Ley de Alcaldías que articule plenamente con otra de Coordinación Fiscal, que admita un pacto (Federación, entidad y alcaldías) para fortalecer los próximos gobiernos locales de la CDMX.
Se evalúa que las alcaldías accedan a recursos provenientes del predial, entre otros impuestos y, al mismo tiempo, equilibrar las responsabilidades de los tres órdenes de gobierno en cuanto a recaudación, distribución y gasto.
Sólo así daremos viabilidad a las alcaldías —la célula de gobierno más cercana a la gente— para resolver las necesidades de sus gobernados.
El horizonte: que las futuras alcaldías generen nuevos modelos de gestión, nuevos arreglos interinstitucionales, nuevos marcos para la gobernabilidad y prácticas más democráticas, gobierno y comunidad, en el mismo rumbo: mayor calidad de vida para los ciudadanos.   
* Presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la CDMX.

Imprimir

Comentarios