Estado de México, la alternancia posible - Luis Sánchez Jiménez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 31 de Marzo, 2017
Estado de México, la alternancia posible | La Crónica de Hoy

Estado de México, la alternancia posible

Luis Sánchez Jiménez

El próximo lunes 3 de abril comienza la campaña electoral por la gubernatura del Estado de México. El PRD y su candidato, Juan Zepeda, están listos para emprender uno de los momentos claves de toda democracia moderna: la búsqueda de las simpatías y el convencimiento de los electores para ser favorecidos con su voto.

La lucha política y electoral en el Estado de México gravitará en torno a cuatro candidatos y partidos políticos. El PRD, uno de ellos, tiene una base militante y simpatizante superior al millón 300 mil ciudadanos empadronados, lo que le permite competir plenamente por la victoria el día de la elección.

No ha comenzado aún la campaña y somos testigos ya del aparato burocrático local y federal volcado a favor del candidato del PRI. Secretarios, funcionarios y demás miembros de la burocracia estatal y federal visitan diariamente la entidad mexiquense para regalar cuanto sea posible a los probables votantes. Computadoras, enseres domésticos, materiales de construcción e incluso casas, además de una reafiliación al Seguro Popular y la entrega de 10 mil becas, es lo que funcionarios ofertan y entregan para, aunque lo nieguen, comprometer el voto a favor del partido en el poder y configurar una elección de Estado.

El PRI pretende derrochar dinero público para hacerse del triunfo electoral y retener, con Alfredo del Mazo, lo que consideran el bastión político de su grupo político: el Grupo Atlacomulco y garantizar con ello un refugio ante el cada vez más adverso panorama electoral de 2018. Sin embargo, el rechazo al PRI es mayoritario también en el Estado de México, por lo que de ninguna manera este partido tendrá una contienda con victoria garantizada.

En el PAN, su candidata carga una losa de sospechas y dudas sobre el manejo de millones de pesos que le fueron aportados a la fundación que preside, provenientes del gobierno federal en acuerdo con Peña Nieto, para apoyar a migrantes mexicanos en Estados Unidos que al día de hoy, seguimos sin conocer quiénes son, dónde están y cuántos son, además de aclarar los recursos económicos privados que presuntamente reciben los miembros de su familia, simulando actividades empresariales que son típicas de organizaciones dedicadas al lavado de dinero.

Morena, con su candidata Delfina Gómez, tiene una apuesta básica que se sustenta no en un programa o conjunto de propuestas para los problemas de la entidad, sino en la figura de Andrés Manuel López Obrador como estandarte y soporte para apalancar a su abanderada que hace unas semanas era casi desconocida.

El PRD tiene la mejor propuesta para cambiar la realidad de los mexiquenses que durante casi 90 años han venido padeciendo la corrupción, el uso faccioso del poder político, el abuso de autoridades, la complicidad con el crimen organizado y el enriquecimiento de funcionarios y gobernantes coludidos con empresarios favorecidos con contratos donde sólo ellos se benefician a costa del erario público.

El PRD tiene un candidato con experiencia, capacidad y voluntad de transformar la triste realidad de un estado invadido por la delincuencia que tiene en la inseguridad el principal problema. Es justamente en este tema que la experiencia adquirida por Juan Zepeda en el municipio de Nezahualcóyotl le permite ofertar una propuesta para recuperar la seguridad de los mexiquenses en las calles, en los comercios y negocios, en la casa y en el hogar, en el transporte público, en cada municipio.

Sirva un breve ejemplo. En el año 2012, bajo el gobierno del PRI, en Nezahualcóyotl se denunciaron, en números redondos, 26 mil delitos; tres años después, bajo un gobierno perredista se denunciaron solamente 8 mil delitos, mediante un proceso de prevención del delito que redujo en más de 63 por ciento los índices delictivos, permitiendo alcanzar una notoria mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.

El cambio es posible adecuando experiencias exitosas a los problemas particulares de cada municipio. Todas y todos saben que se requiere un cambio en el Estado de México porque ya no se puede seguir viviendo con el temor y la zozobra permanente ante los distintos tipos de violencia que se padecen todos los días.

El PRD y su candidato recorrerán en 59 días la entidad mexiquense para convencer a las y los electores de que existe una propuesta clara para devolver la felicidad y la esperanza a los mexiquenses. Por eso decimos que Juan Zepeda sí puede.

Senador de la República

XXX Twitter @ SenLuisSanchez

Imprimir

Comentarios