El soldado del Pueblo - César González Madruga | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 01 de Abril, 2017
El soldado del Pueblo | La Crónica de Hoy

El soldado del Pueblo

César González Madruga

  

Tomás Ángeles Dauahare, el mejor estratega militar de México, fue responsable de elaborar y trazar la estrategia denominada El soldado del pueblo, un planteamiento extenso para  ver cómo hacerle frente al crimen organizado y restaurar la paz en el país. Consiste principalmente en que los militares se enfoquen en tareas sociales como las clases de alfabetización, auxilio en las zonas de desastre,  jornadas de reforestación, entre otras, para que con ello no sólo se genere un beneficio tangible por la presencia del Ejército en las comunidades donde se haga presente, mandando un poderoso mensaje subconsciente de orden y respeto, sino que también permita al Ejército tener información anticipada de primera mano y dar “tiros de precisión”, porque su principal aliado es el ciudadano.
El ciudadano aliado al Ejército, por su parte, se encarga de las tareas de impulso cultural para que a través de la proyección de los códigos culturales, sea la misma sociedad quien genere su propia autorregulación, organización y seguridad  tal como sucedió en Ciudad Juárez (durante la época de Ángeles Dauahare como subsecretario de SEDNA)  para reducir los índices de violencia. A su vez se prepara a los militares en los planos físico, mental, emocional y espiritual para que sean conscientes de los motivos por los que luchan: el sagrado deber que tienen al defender y arriesgar su vida por México, luchar no por odio a los de enfrente, sino por amor a los que tienen detrás. En ese sentido lo hizo Ángeles Dauahare al implementar, entre algunas otras técnicas, la mediación o los baños de temazcal cuando fungió como director del Heroico Colegio Militar.
Cuando se comenzaron a abrir los foros para conocer las alternativas de rutas estratégicas a seguir para combatir al crimen organizado, el planteamiento de El soldado del pueblo comenzó a adquirir popularidad y mientras eso sucedía, la PGR le inició una averiguación en su contra para finalmente ser encarcelado en uno de los episodios de mayor injusticia cometida por el Estado durante la actual guerra, pero que ante la inconsistencia de las acusaciones y un apoyo ciudadano, el general Ángeles Dauahare fue liberado con un “usted disculpe”.
En contra sentido, desde que inició la guerra en México sólo se ha optado por el combate frontal, a base de poder contra poder, excluyendo cualquier otro factor que posibilite alcanzar la paz. Con una visión estrictamente materialista, se ha optado a lo mucho por incrementar año con año el presupuesto destinado a la seguridad y las labores del Ejército; los incrementos de sueldos se han visto reflejados básicamente en los altos mandos dejando a la tropa enfrentar mayores riesgos y pocos beneficios, y que a pesar de su sacrificio cotidiano, el crimen organizado sigue creciendo y la violencia no cesa.
La estrategia de El soldado del pueblo es muy parecida a la que aplicaban los pueblos esplendorosos de la historia, como lo fueron los japoneses con los guerreros Samurái, los rusos con los Cosacos o los mexicas con los caballeros Águila y Jaguar. A los gobiernos controladores este tipo de guerreros les estorban. ¿O te imaginas a un Samurái luchando por algo en lo que no cree sólo porque se lo ordenaron? ¿A un Cosaco violando los derechos humanos? ¿A un Caballero Águila temido por el pueblo que defiende? En el movimiento del renacimiento mexicano, junto con la Orden Caballero Águila (a la que perteneció Carlos Monsiváis, Juan María Alponte y Enrique Florezcano por mencionar algunos), queremos recordarles a los soldados (dados por el sol)  su sagrada labor y a la sociedad a coadyuvar en reactivar los códigos culturales que posibiliten la paz.

César Daniel González Madruga
Rector del Renacimiento Mexicano
twitter: @CesarG_Madruga

 

 

 

  

 

Imprimir

Comentarios