Nigeria, al asecho de Boko Haram - Carlos Villa Roiz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Nigeria, al asecho de Boko Haram | La Crónica de Hoy

Nigeria, al asecho de Boko Haram

Carlos Villa Roiz

Esta semana, el presidente Donald Trump y el presidente egipcio se reunirán en los Estados Unidos para analizar acciones para acabar con el Estado Islámico, aunque hay doble tema a tratar con la misma urgencia: la influencia del grupo terrorista islámico Boka Haram se ha extendido a Chad, Camerún y Níger. Este grupo terrorista ha dejado 20 mil muertos en Nigeria, donde los atentados son frecuentes pero minimizados por la prensa musulmana. Fue hasta abril de 2014, con el secuestro de 200 niñas de secundaria del colegio Chibok en Borno, cuando la prensa internacional comenzó a hablar del tema, aunque la noticia duró pocas semanas; luego, cayó en olvidó sin que aparecerán todas las niñas raptadas.
En 2015, Boko Haram protagonizó otro secuestro: 500 mujeres y niños; la noticia apenas fue ventilada. Este grupo islámico pretende eliminar la educación occidental, y por ello, gran parte de sus ataques van a escuelas. UNICEF reporta que de enero de 2012 a diciembre de 2014, más de 300 planteles fueron atacados; 196 maestros han sido asesinados y 314 alumnos de primaria han perdido la vida.
Hace dos semanas, una delegación internacional que incorporó a mexicanos y que pertenece a la Fundación vaticana Ayuda a la Iglesia Necesitada, AIN, visitó Nigeria para conocer de cerca la situación de los cristianos en África; pocas horas después de su visita a la ciudad de  Maiduguri, hubo un atentado suicida donde 5 personas hicieron explotar sus chalecos bomba.
Dominik Kustra, integrante de esta Fundación, entrevistado, comentó que “prácticamente todas las parroquias católicas de Nigeria cuentan con una escuela, razón por la que las iglesias están resguardadas por soldados y con barricadas de protección.”
En Nigeria, el 50 % de los habitantes son musulmanes suní; el 48 % cristianos con un alto índice de protestantes; el resto, pertenece a religiones triviales. Boko Haram ha dejado a 2.5 millones de desplazados, sobre todo, del norte de Nigeria.
Los factores geoeconómicos ayudan a explicar la inconformidad de muchos simpatizantes de este grupo terrorista, pero el factor religioso está en el centro del conflicto porque quieren imponer la sharia, es decir, la ley islámica, en todo el norte de África.
“El obispo de Jos –dice Dominik Kustra- afirma que el diálogo interreligioso es difícil, pero posible.” A pesar de la situación, “en las calles se ve a personas con sus biblias en la mano; los sacerdotes usan alzacuellos en las calles; las iglesias se llenan para asistir a la misa de las 6:00 horas, antes de acudir a sus trabajos o los estudiantes a sus escuelas; en el seminario de Jos hay 460 seminaristas y en el de Kaduna, 140. Sin duda, los cristianos que viven en Nigeria son personas de fe y están dispuestos a morir por ella, como corderos, sin renegar.”
Es larga la cadena de males que se desprenden de la herencia británica en Nigeria, cuando el régimen colonialista pretendió que convivieran en la misma tierra, personas completamente diferentes. La política británica de “divide y vencerán” prevaleció durante muchos años: ahora, las consecuencias son lamentables.
En Nigeria hay 500 grupos étnicos que hablan 250 lenguas; el 66 % de la población es pobre y el 75 % vive en el norte. En el 2011, solo el 2 % de los niños habían sido vacunados. A pesar de todo, Nigeria es la primera economía africana, desplazando a Sudáfrica, no obstante, ocupa el lugar 152 en el índice de desarrollo humano.
La Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada ayuda a reconstruir iglesias, escuelas, a mantener los seminarios con sus crecientes vocaciones, y su apoyo se extiende a todas las confesiones cristianas, tarea nada fácil de realizar si se toma en cuenta que nada más en el levantamiento de julio de 2009, nada más 23 iglesias fueron destruidas en Maiduguri.

Imprimir

Comentarios