La ciencia, arma poderosa para resolver rompecabezas del crimen | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 02 de Abril, 2017

La ciencia, arma poderosa para resolver rompecabezas del crimen

Hace diez años los fundadores de la División Científica de la Policía Federal fueron a los campus universitarios a cazar talentos y a convertirlos en policías

La ciencia, arma poderosa para resolver rompecabezas del crimen | La Crónica de Hoy

La ciencia es un arma poderosa para resolver los rompecabezas que, invariablemente, serán los fenómenos criminales, señala la Comisaria General Patricia Trujillo en entrevista con Crónica. Están por cumplirse diez años de que, desde cero, se arrancó el proyecto de la División Científica de Policía Federal que hoy encabeza esta médico forense, forjada en Veracruz y seleccionada como la idónea para dirigir a los policías de bata, los que analizan cadáveres, ADN, comportamientos de las balas, emisiones de radiofrecuencia de los delincuentes y, desde hace unos años, un intenso tráfico criminal en internet. Ella y sus muchachos son el CSI México.

Lo que fue un proyecto ambicioso y único en el país, ha tomado suficiente impulso para autorreplicarse; si hace diez años los fundadores de la Científica fueron a los campus universitarios a cazar talentos y convertirlos en policías, hace una semana la SEP se acercó a la Comisaria Trujillo para que su unidad policial revise los planes de estudio de escuelas y universidades que preparan criminólogos.

Para la Jefa Trujillo (como le llaman sus subordinados), esto último equivale a lograr un objetivo de fondo: la investigación científica del delito se propagará y afianzará en el conjunto del sistema policial del país. El riesgo de que se convirtiera en un proyecto efímero quedó atrás.

—Ustedes, los policías científicos, están en una institución que llega a sonar como sinónimo de fuerza física, ¿cómo los reciben los policías de las demás divisiones?

—Las Divisiones de Fuerzas Federales, Seguridad Regional, Antidrogas, Investigación e Inteligencia, son unidades que habían sido formadas mucho antes de que la División Científica se creara. Nosotros Conocemos y adoptamos el concepto de humildad, concebida como tener un conocimiento de lo que no sabemos y lo que los demás saben: hay así la posibilidad de que nos instruyan y elevar nuestro conocimiento. No creemos en el egoísmo, ni en el totalitarismo de la ciencia.

La gran experiencia que existe en las divisiones de la Policía Federal es lo que va a generar espacios para que nosotros introduzcamos, en el día a día, aquellas fortalezas que les permitan a ellos desarrollar más las capacidades que ya poseen. Si ellos no nos tomaran en cuenta, Científica no sería absolutamente nada… me imagino a un científico dentro de un laboratorio completamente cerrado, sin puertas y sin ventanas, las otras divisiones son nuestras puertas y ventanas. No se puede trabajar ajena a las divisiones hermanas.

—¿Cómo se percató la Federal que requería a sus “científicos”?

—En 2008 se llevó a cabo la reforma constitucional en seguridad pública, se creó una protestad muy específica para las policías: la investigación de un hecho criminal. Esto no se puede concebir como algo ajeno a una metodología y si no se habla de esto en términos científicos, se carece de la certeza necesaria. Estamos en un punto álgido en el sistema penal acusatorio y del bien hacer va a depender lograr finalidad: la no impunidad. Esa es la gran responsabilidad.

Una de las cuestiones más importantes en Policía Federal es estar a la vanguardia, por eso se generó un área pequeña que no sólo era necesaria, sino que era imperativo crearla, con capacidad de compartir sus conocimientos, de difundirlos y sensibilizar a todos en la corporación, de que la ciencia es una de las armas más importantes que tenemos.

—¿Cómo de construye una policía científica en México?

—Ha sido una experiencia novedosa, primero por cómo se desarrolló, se hizo una convocatoria para todas las universidades y se seleccionó a los mejores. Esos jóvenes permitieron que la División Científica poseyera desde entonces los cinco saberes del conocimientos; es decir el área biológica-agropecuaria, el área de salud, económico-administrativas, social-jurídica y la técnica.

La División Científica, al ser conformada con jóvenes recién egresados y con conocimientos actualizados, pudo dar un toque diferente a lo que se venía conceptualizando como una policía. Y los policías federales en general, aunque no sean de la División Científica, tienen capacitación, están en un proceso de capacitación continua y muchos de ellos han llevado cursos a nivel nacional e internacional.

Pasa a la página 5

Nosotros empezamos porque todo debe lo que se haga ser sustentado; esa sustentación requiere personal certificado, áreas acreditadas y que posean instrumentos con la calibración y la validación puedan ser usados en forma adecuada y los procedimientos ajustados a métricas que están inscritas en normas nacionales o internacionales.

Ahora nuestras áreas de investigación científica y tecnológica tienen tres misiones principales: La sensibilización en torno a aquellas técnicas o prácticas que pueden afianzar la práctica policial; desarrollar prototipos que puedan propiciar que la generación de una labor policial sea de altísima calidad y con respuestas oportunas; la tercera es cercanía a la sociedad, no podemos pensar en una División Científica que esté alejada de la sociedad requiere.

 

Imprimir