Caifanes: a treinta años de su primer toquín en Rockotitlán | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 12 de Abril, 2017

Caifanes: a treinta años de su primer toquín en Rockotitlán

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La legendaria banda Caifanes es una de las más influyentes e importantes del rock mexicano. Desde que anunciaron aquella presentación en el Vive Latino del 2011, lo suyo se volvió un hito y como tal se dedicaron a complacer a sus seguidores, quienes no los han dejado ir, ya que lo que era un “aquí nos tienen y nunca nos volverán a ver” se ha vuelto una renovación constante de su calidad con cada presentación.

Hace treinta años la banda liderada por Saúl Hernández ofrecía su primera tocada en un recinto que se volvió la casa del rock, llamado Rockotitlán, y en este año inician la celebración de sus tres décadas de trayectoria, como una de las formaciones más influyentes de la era moderna del rock mexicano.

Para el aniversario se presentarán el próximo sábado 29 de abril en el Estadio de Beisbol Toluca 80, en el Estado de México, en donde hay la posibilidad de escuchar tres de los nuevos temas que tienen preparados para sus seguidores que llevan tiempo esperando un nuevo disco que está cada vez más cercano.

Caifanes es una banda pilar del rock iberoamericano y está cumpliendo 30 años en este 2017, desde hace un año se corrió el rumor que estaban grabando un nuevo disco que resulta un sueño para sus fans. Además de celebrar tres décadas, el grupo cumple 25 años de uno de sus discos más exitosos de su carrera El Silencio, del que se desprenden grandes clásicos como “No Dejes Que…”, “Nubes”, “Miércoles de Ceniza”, entre muchos más.

Hace unas semanas, la canción de Caifanes “Aquí no es así se programó al unísono en estaciones de radio de todo el país como gesto de unidad de la iniciativa #To2Unidos en contra de la campaña que lleva a cabo Donald Trump como presidente de los Estados Unidos en contra de los migrantes mexicanos.

Hasta el momento aún no presumen nuevo material pero emociona que sus integrantes afirmen en cada entrevista que falta muy poco para ello, sin embargo, el setlist de cada fecha y particularmente de la que preparan en el Estado de México huele a nostalgia. Caifanes ha decidido hacer una presentación especial para los fans donde a partir de las cinco de la tarde podrá ser testigo de la fuerza del grupo que sigue tan incombustible como el primer día.

Originalmente Caifanes estuvo conformado por Saúl Hernández (voz y guitarra), Salvador Sabo Romo (bajo) y Diego Herrera (teclados y saxofón). Alfonso André (batería y percusiones) se uniría a la banda a partir de su tercera presentación en vivo. Su primera presentación fue el 11 de abril de 1987 en Rockotitlán.

La expectación creada en el underground rockero mexicano fue tanta que mucha gente se quedó fuera del recinto. Si bien Caifanes era un grupo nuevo, la anterior banda de Saúl, Alfonso y Alejandro Marcovich, Las Insólitas Imágenes de Aurora, tenía una amplia base de fanáticos.

Su primer disco, Caifanes (a veces nombrado también Mátenme porque me muero, Volumen 1 o Disco negro) salió a la venta en agosto de 1988 y el sencillo “Mátenme porque me muero” fue su primer éxito, seguido por “Viento” y “La Negra Tomasa”, una versión de una cumbia escrita por el músico cubano Guillermo Rodríguez Fiffe.

El disco mostraba claras influencias del grupo británico The Cure, además Gustavo Cerati participó como músico invitado tocando la guitarra en “La bestia humana”. Este álbum fue precedido por un EP con tres canciones; el resultado fue la venta de más de trescientas mil copias y, por lo tanto, la grabación del primer LP.

Su segundo disco fue El diablito, el cual tuvo una inclusión de la imagen de un diablo, que recuerda una tarjeta de lotería, acompañado por una leyenda que dice justamente “El diablito”, en el material aparece una de las canciones más populares del grupo, “La célula que explota”.

En 1992 se edita El silencio con temas como “Miércoles de Ceniza”, “Nubes” y “Nos vamos juntos”. En agosto de ese mismo año llenaron por completo el Hollywood Palladium de Los Ángeles. En 1993 hicieron lo mismo en el Palacio de los Deportes de la ciudad de México, hazaña que ningún otro grupo de rock mexicano había logrado hasta el momento.

Al llegar 1994, Caifanes queda reducido a un trío conformado por Saúl, Alfonso y Alejandro acompañados en el bajo por Federico Fong y en los teclados por Yann Zaragoza. Juntos dan forma al último álbum de los Caifanes, El nervio del volcán.

Caifanes ofreció su último concierto el 18 de agosto de 1995 en la ciudad de San Luis Potosí, tras su desintegración, Hernández se dedica a recuperarse de un mal viral en sus cuerdas vocales, e invita a Alfonso André (batería), a formar un taller musical llamado Jaguares, el cual fue el inicio de una nueva banda, generando una nueva historia.

Imprimir