Rusia es otra, a 100 años de Fátima - Carlos Villa Roiz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Rusia es otra, a 100 años de Fátima | La Crónica de Hoy

Rusia es otra, a 100 años de Fátima

Carlos Villa Roiz

Con el Consistorio entre cardenales y el Papa que tendrá lugar en Roma este 20 de abril, en el que se fijará la fecha de canonización de dos de los tres niños pastores videntes de las apariciones de Fátima: Francisco y Jacinta Marto, y cuya ceremonia será el 12 o el 13 de mayo, cuando el papa Francisco se encontrará en esta población de Portugal, dará inicio una cadena de eventos relacionados con el tema y que se prolongarán hasta el 13 de octubre.  
En principio, el Santo Padre ya concedió la indulgencia plenaria para todos los días 13 comprendidos entre ambos meses, para quienes reciban la comunión y recen ante cualquier imagen de la Virgen de Fátima, en cualquier parte del mundo, pues la Iglesia estará celebrando en esas fechas el Centenario de aquellas apariciones.
No menos relevante resulta el análisis de los llamados Secretos de Fátima, en los que la Virgen María pedía la conversión de la humanidad, el rezo diario del rosario, y además la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón, como condiciones indispensables para evitar la II Guerra Mundial.
A 100 años de distancia, nuevos vientos de guerra soplan por el mundo siendo los más graves la tensa situación entre los Estados Unidos y Corea del Norte, sin hacer a un lado el lastimoso conflicto de Siria en donde está involucrado Rusia en mancuerna con Irán, a favor de los cristianos perseguidos.
Esta vez, sin embargo, la situación en Rusia no es la misma de aquel 1917, cuando la Revolución Bolchevique marcaba ensangrentadas páginas que pronto estarían involucradas al pensamiento, doctrina y metodología de Carl Marx.
Rusia abandonó el comunismo en tiempos de Mijail Gorvachov; las 15 Repúblicas de la  URSS quedaron fragmentadas. La Iglesia Ortodoxa prevaleció a pesar de las leyes coercitivas del sistema comunista, y su actual Presidente Vladimir Putin, es un cristiano practicante y en repetidas ocasiones se ha pronunciado en contra de la persecución que enfrentan los cristianos bajo el fundamentalismo islámico y el terrorismo, en países como Siria, Irak y del norte de África.
Es otra la Rusia, país que ahora pide prudencia al Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien tras haber disparado más de 50 misiles sobre una base militar de Siria, haber lanzado una potente bomba sobre Afganistán, enfila una poderosa flota marítima hacia Corea del Norte, cuyo presidente responde enérgico con serias amenazas de guerra que involucran poderoso armamento nuclear.
La situación internacional está tensa. El tablero de los intereses y orgullos es demasiado complicado.
El Centenario de los mensajes de Fátima, adquieren de nuevo relevancia más allá de la simple efeméride. Lo ocurrido en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki parecen experiencias olvidadas y que los discursos a favor de la paz solo fueron ejercicios de retórica internacional, si se toman en cuenta las Guerras de Corea y Vietnam; los episodios de Cuba y Angola; las invasiones a varios países; Afganistán, la Guerra del Golfo Pérsico y varias otras, además de las distintas revoluciones en curso.
La voz de Fátima vuelve a resonar, y esta vez, el Papa Francisco seguirá los mismos pasos de otros pontífices: Paulo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI y peregrinará al santuario mariano. Llegando la fecha, sin duda hablará de paz y es probable que consagre al mundo al Corazón de María.
Los tiempos han cambiado. Las guerras ahora se hacen accionando palancas y apretando botones, y las consecuencias pueden ser el aniquilamiento total. Es más fácil desgranar las cuentas de un rosario, dicen los creyentes.

 

Imprimir

Comentarios