Demandan niños educación de calidad y mejores condiciones de infraestructura | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 20 de Abril, 2017

Demandan niños educación de calidad y mejores condiciones de infraestructura

Demandan niños educación de calidad y mejores condiciones de infraestructura  | La Crónica de Hoy
La percepción de los niños mexicanos consultados —la mayoría de ellos habitantes de zonas rurales en condiciones de exclusión—, fue muy similar a la de niños de países desarrollados.

Una de las prioridades para los niños y niñas es contar con escuelas seguras en su infraestructura, en donde no sufran ningún tipo de abuso físico o psicológico y se les imparta educación de calidad.

Así lo revelaron los resultados del estudio anual “Pequeñas voces, grandes sueños”, realizado por la organización Child Found, que este año se levantó con entrevistas a 6,226 niños y niñas de 9 a 12 años de edad de 41 países incluido México y quienes respondieron las mismas preguntas en relación a escolaridad y educación de calidad.

Sonia Bozzi, directora nacional de Child Found México indicó que se encuestó a 3,658 niños de países en vías de desarrollo y a 2,568 de países desarrollados. Las respuestas en ambos casos, comparados con la percepción de los 108 niños mexicanos consultados -la mayoría de ellos habitantes de zonas rurales en condiciones de exclusión, carencia y vulnerabilidad muy fuertes-, son muy similares.

Resaltó  que sólo 60 por ciento, (3,735 niños) de los encuestados a nivel global consideró que su escuela siempre es segura, incluido México, donde se han “normalizado” ciertos niveles de violencia. Los menores son muy conscientes cuando un ambiente es favorable, cuando los protege y cuando  están seguros.

A la pregunta de cómo mejorarían la educación o las escuelas, el 47 por ciento de ellos consideraron más importante construir o renovar las instalaciones educativas y crear ambientes de aprendizaje de calidad.

En México, el porcentaje fue de 38 por ciento, por debajo de mejorar la calidad de la enseñanza, más personal y mejores salarios, al tiempo que recordó  que los niños mexicanos encuestados viven en zonas rurales en condiciones de altas carencias, exclusión y  vulnerabilidad “donde generalmente las escuelas son multigrado con poco personal y recursos”.

Lo que más le gusta a los chicos de sus escuelas es aprender cosas nuevas con 51 por ciento entre los niños de países en vías de desarrollo; en México alcanzó el 63 por ciento.

Esto demuestra, dijo Sonia Bozzi, el interés de los niños por el conocimiento, al tiempo que destacó que en nuestro  país  la cobertura a nivel básico es del 96 por ciento “aunque todavía  hay un 4 por ciento de niños en edad escolar que no tienen acceso a la educación”.

Los niños, subrayó, nos dieron una gran lección, al considerar que la educación no sólo abre la posibilidad de tener mejores ingresos en su vida adulta y una entrada menos compleja al mercado laboral, sino que destacaron además “que la educación nos hace mejores personas, seres humanos comprensivos y conscientes. 

“El 49 por ciento de los niños mexicanos destacaron que la educación y el aprendizaje me hacen mejor persona”, destacó. 

En cuanto a la seguridad en las escuelas, los niños lo destacaron como sentirse libres de violencia, acoso, que las escuelas cuenten con medidas de seguridad  e instalaciones de buena  calidad para proteger  a los estudiantes  de sufrir algún  daño, con el 56 por ciento de los niños mexicanos y a nivel global fue de 44 por ciento.

Ante estos resultados, Gabriel Gallo Reynoso, presidente  de Consejo de Child Fund resaltó que la mejor forma de saber lo que las y los niños necesitan en sus vidas y su educación  es escucharlos, atender sus inquietudes y darle fuerza a esos requerimientos, “si no damos fuerza a las palabras, se quedan vacías”. 

A su vez, Fernando Gaál Rodríguez, director de participación y con la representación de Ricardo Bucio Mujica, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral para las niñas, los niños y los adolescentes (SIPINNA), abundó en la necesidad de realmente escuchar a las y los chicos: “Debemos pasar a un nuevo esquema de comunicación, pasar de lo vertical, de padres a hijos, a un esquema horizontal, en donde la voz de los pequeños sea escuchada e implementar los cambios necesarios para su mejor desarrollo.

Imprimir