Leyes más severas contra quienes inviten a jóvenes a delinquir, plantea Augusto Pérez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 20 de Abril, 2017

Leyes más severas contra quienes inviten a jóvenes a delinquir, plantea Augusto Pérez

El nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia asegura que durante su gestión, que concluirá en noviembre del 2018, tiene planeada la digitalización de los expedientes y la defensa del órgano ante los cambios planteados en la Constitución

Leyes más severas contra quienes inviten a jóvenes a delinquir, plantea Augusto Pérez | La Crónica de Hoy

Álvaro Augusto Pérez Juárez tiene tres días al frente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México. Asegura que durante su gestión, que concluirá en noviembre del 2018, planea la digitalización de los expedientes y la defensa del órgano ante los cambios planteados en la Constitución local.

Pero, más allá de eso, el presidente del TSJ plantea, por ejemplo, que deben endurecerse las penas a los integrantes de grupos criminales y delincuenciales que corrompen a los adolescentes para cometer un ilícito, ya que se aprovechan de que los menores pueden obtener su libertad a los 18 años.

En entrevista con Crónica, señala que las leyes deben ser más severas contra los adultos que invitan a los jóvenes a robar o integrarse a bandas criminales.

En contraparte, asegura, no se debe permitir que se disminuya la edad para que los adolescentes sean juzgados como adultos, aun con los actos que puedan cometer.

—Los jóvenes se han incorporado cada vez más a grupos delincuenciales, ¿qué tan viable sería reducir la edad penal?

—Bajo ninguna circunstancia. Estoy cierto que a los adolescentes no se les puede tratar como adultos, porque no lo son. Debemos superar la visión de ver a los adolescentes como adultos chiquitos, no lo son, tienen características totalmente diferentes. Nosotros no podemos apostarle bajo ninguna circunstancia, desde mi perspectiva, a bajar la edad penal para sancionarlos, por el contrario, lo que deberíamos de hacer es específicamente evitar que incurran en un tipo de conducta inadecuada y, mucho menos, en una conducta de carácter grave. Eso nos debería de avergonzar a todos, a la sociedad en general. Quiere decir que no nos estamos ocupando de los temas verdaderamente importantes, que es nuestra niñez.

—Pero, ¿es prudente que los jóvenes de 17 años que cometan un acto criminal puedan obtener su libertad a los 18 años?

—Estamos viendo el resultado en dónde debemos ser muy drásticos, en dónde sí debemos ser severos y muy severos. En el grupo delincuencial de adultos que corrompen a los adolescentes y a los menores y ahí estoy de acuerdo que debemos que ser sumamente severos.

No en función de esos podemos hacer víctimas a los adolescentes. El adolescente es el futuro inmediato de la sociedad.

—Aun así, este fenómeno continúa. ¿Cómo evitarlo?

—Hay que recordar que la justicia para adolescentes ha pensado los diferentes escenarios que se vienen generando. Dependiendo de la edad del adolescente es la medida que se puede tomar. No es lo mismo, por ejemplo, un niño de menos de dos años a un adolescente que prácticamente se encuentre de 14 a 18 años. Las medidas son diferentes. Sabemos que los niños no pueden ser sujetos a ningún tipo de proceso. Los niños de 12 a 14, llevan un proceso en libertad, pero los otros, de más de 14 y menos de 18 etcétera, pueden tener una medida de internamiento.

Yo no hablaría de sanciones, sino de medidas adecuadas para intentar de encauzar esa situación y poder armonizar a estos adolescentes en la sociedad. Es diferente el desarrollo psicosomático, intelectual, de madurez del ser humano y no podemos juzgarlo bajo los mismos parámetros.

 

Perfil

Álvaro Augusto Pérez Juárez fue nombrado el pasado 17 de abril presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, en sustitución de Edgar Elías Azar. Estudió derecho en la Universidad Iberoamericana. Dio clases en la Facultad de Derecho y la División de Estudios de Posgrado, de la UNAM. Desde el 2011 hasta su nuevo nombramiento fue magistrado de la Octava Sala Civil.

 

Imprimir