Macron y la xenófoba Le Pen, a segunda vuelta histórica en Francia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 23 de Abril, 2017

Macron y la xenófoba Le Pen, a segunda vuelta histórica en Francia

El joven antipopulista y la ultraderechista tumbaron en primera vuelta el tradicional bipartidismo y derrotaron a los candidatos socialista y conservador. La batalla final, el 7 de mayo

Macron y la xenófoba Le Pen, a segunda vuelta histórica en Francia | La Crónica de Hoy

Emmanuel Macron y Marine Le Pen. Un socioliberal y una ultraderechista. Dos concepciones de Francia y Europa radicalmente opuestas se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales, que dieron un histórico portazo a los dos grandes partidos tradicionales.

Los encuestadores durmieron ayer tranquilos. Los pronósticos esta vez acertaron y fueron dos candidatos antisistema quienes medirán sus fuerzas dentro de dos semanas, el 7 de mayo, con ventaja inicial para Macron, que ya ha recibido el apoyo del Partido Socialista del presidente François Hollande, formación histórica que casi desaparece del mapa, y el candidato conservador, François Fillon, que se apresuró a pedir el voto para el liberal de centroizquierda Macron, y evitar así que gane la antieuropea Le Pen.

Con el 90% del voto escrutado, el ex ministro socialista Macron, que hace apenas un año fundo su partido “En Marcha”, ganó la primera vuelta tenía un 23.5% de los votos.

Proeza. Tras lograr Macron la proeza de pasar en un año de ser un ministro de Economía poco conocido al candidato más votado en las elecciones, pretende ahora convertirse, a los 39 años, en el jefe de Estado más joven de la V República, fundada por el general De Gaulle en la década de los 50.

Su imagen fresca y su propuesta de ruptura para “desbloquear” los anquilosados cimientos de la sociedad gala han calado sobre todo entre el electorado con mayor nivel educativo y en las ciudades.

“En un año hemos cambiado la cara de la política francesa”, dijo un eufórico Macron ante sus partidarios en el Palacio de Congresos de la Puerta de Versalles de París.

Triunfo amargo. Por el contrario, la favorita Marine Le Pen, que durante meses era la clara favorita en todas las encuestas, hasta que empezó la campaña, logró un 21.70 por ciento, que le da pase a la segunda vuelta, aunque con pocas posibilidades de un triunfo final, dado el rechazo que su candidatura de ultraderecha general entre el resto de partidos.

En Hénin-Beaumont, ciudad del deprimido norte de Francia que ha convertido en su feudo electoral, Le Pen lanzó un discurso patriótico y populista en el que proclamó: “Hemos superado la primera etapa que llevará a los franceses al Elíseo”.

No desaprovechó un momento para cargar contra Macron, y se felicitó de enfrentarse al exministro en la segunda vuelta para escenificar “el gran desafío de estas elecciones: la globalización salvaje”.

“Apelo a todos los patriotas sinceros para que me apoyen, porque está en juego la supervivencia de Francia, la unidad nacional”, insistió ante un millar de fieles.

Sin embargo, Le Pen no tendrá tan fácil convertirse en la primera presidenta de Francia.

La primera encuesta aparecida con el escenario de la final, divulgada hoy por el instituto demoscópico Ipsos, otorga una cómoda victoria a Macron con el 62 % de los votos, treinta puntos por encima de Le Pen.

Disturbios. La jornada electoral fue empeñada por algunos disturbios en el centro de París protagonizados por seguidores de la otra estrella de la campaña, el candidato de Francia Insumisa (izquierda radical), Jean-Luc Mélenchon, quien admitió que el 19.45% de votos, pese a que casi alcanza al conservador Fillon “no era el que esperaba”.

 

Imprimir