La inutilidad del muro - Arturo De las Fuentes Hernández | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 26 de Abril, 2017
La inutilidad del muro | La Crónica de Hoy

La inutilidad del muro

Arturo De las Fuentes Hernández

En un viaje reciente a Corea del Sur, y específicamente visitando la Zona Desmilitarizada en la frontera con Corea del Norte, surgió una reflexión en torno a sus características, su historia, así como las similitudes y diferencias de la frontera entre estos dos países y la frontera México-Estados Unidos, en un momento en el que la construcción del muro ha sido un tema tan controversial para ambos países.

Corea del Sur tiene una Zona Desmilitarizada con Corea del Norte,establecida en 1963producto de la guerra entre ambos países, delimitada 2 km al norte y 2 km al sur de la frontera con el fin de evitar enfrentamientos; a partir de entonces, debido a los conflictos, no se ha llegado a ningún acuerdo de paz para retirarla.

Por su parte, la frontera México-Estados Unidos tiene un muroque inició su construcción en 1994 y que se quiere concluir como parte de una promesa de campaña del lado estadounidense.

En el último viaje a esta zona, la semana pasada, tuve la oportunidad de apreciar algunas diferenciasentre las dos fronteras: mientras que la frontera coreana es estática, la frontera norte de México es una de las más dinámicas del mundo.

En el caso de las Coreas, la frontera es completamente cerrada y hostil, sin ningún tipo de relación entre ellas, de tal suerte que para que un norcoreano pueda ingresar al sur o viceversa, tiene que viajar al menos a un país cercano para poder pisar la otra Corea. En el caso de la región fronteriza México-Estados Unidos, las personas pueden ir y venir entre los dos países con la frecuencia deseada, de San Diego a Tijuana, o de Brownsville a Matamoros, sea por trabajo, estudio o recreación,conformando así, ciudadanos fronterizos.

Ante estas experiencias podemos reflexionar sobre la idea de la construcción del muro, en donde tal parece que no sólo se desconoce la vida fronteriza, sino también, la magnitud de las dinámicas comerciales de la región y la importancia de ésta para ambos países, pues la construcción de dicha barrera podría conducir al deterioro de la relación bilateral y a delimitar el progreso de las comunidades fronterizas. Esta división innecesaria ha sido perjudicial para el desarrollo económico y social de la región.

Cuando se argumenta que el muro acabará con el narcotráfico, el tráfico de armas, la migración indocumentada, entre otros asuntos, no se está considerando que estos problemas de la relación bilateral son históricos y estructurales, en donde la solución está en el diálogo y la cooperación, y no en una barrera física.

Así, la inutilidad del muro puede ser el inicio del camino para tener una frontera estática como la de los coreanos, reduciendo la dinámica fronteriza que actualmente tenemos, perdiendo la posibilidad de incrementar su potencial de desarrollo y convirtiéndola en una zona hostil entre los habitantes fronterizos. La utilidad del muro será solamente para enrarecer el ambiente de quienes viven en la frontera, resultado de una decisión fuera de contexto.

cpi@prodigy.net.mx

 

Imprimir

Comentarios