La modernización del TLCAN va

Cecilia Téllez Cortés

Tras difundirse la existencia de un borrador con una orden ejecutiva que presuntamente firmará el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a fin de retirar a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en el que también son socios México y Canadá,  el peso  resintió el peso de la información.

La propalación de esta supuesta intención del gobierno estadunidense se conoce a escasos días de que el gobierno del beligerante presidente Trump cumpla los primeros 100 días de su mandato y más bien parece un buscapiés interno ante los fracasos recientes de obtener recursos para su prometido muro fronterizo y el fallido recorte de presupuesto a las Ciudades Santuario.

Con todo, en México se resintió de inmediato dicha información —que de forma oficial no fue confirmada—, a grado tal que el peso sufrió un bajón frente al dólar.

Vale la pena recordar que en días recientes, fue el propio canciller Luis Videgaray quien,  al comparecer ante legisladores, advirtió que si Estados Unidos pretende imponer aranceles y cuotas que restrinjan el acceso de productos mexicanos al mercado estadunidense, México se retirará de las negociaciones.

“No vamos a aceptar cualquier tipo de negociación del Tratado de Libre Comercio. Preferimos, en todo caso, abandonar el Tratado, que tener una mala negociación del Tratado”, dijo Luis Videgaray.

En la misma tesitura, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que “la primera línea de defensa es no regresar a un mundo de tarifas y mucho menos de cuotas, y lo que sí hay es una gran oportunidad para incluir en el TLCAN sectores que no estaban incluidos”.

Lejos de asustarse con el petate del muerto lanzado supuestamente por Trump, el neoleonés hizo saber que nuestro país confía en que la renegociación del TLCAN comience a fines de agosto y que se extienda por un periodo de seis meses.

En cuanto a la depreciación del peso frente al dólar, el funcionario también confió en que una vez que inicien las negociaciones los mercados se habrán estabilizado.

Lo cierto es que a ninguno de los tres países le conviene salirse unilateralmente del TLCAN.

Y, a pesar de la reacción de los mercados, es indispensable seguir  promoviendo la modernización de este acuerdo comercial para incluir sectores que después de 22 años no pueden quedarse afuera tales como el sector energético, el comercio electrónico, las telecomunicaciones y las nuevas áreas de patentes y de propiedad intelectual en el mercado de medicinas biotecnológicas.

Y más tardó en conocerse la versión de que posiblemente Estados Unidos se saldría del TLCAN que los presidentes Trump y Peña Nieto, así como el primer ministro de Canadá, entablar conversaciones telefónicas para asegurar que está en su interés mantener el TLC.

La negociación está prevista para comenzar este verano tras cumplirse los 90 días de consultas -que la ley establece- con los sectores privados de cada país, pero aún faltaría la aprobación del Congreso de Estados Unidos.

UNA AGENDA MESURADA. Desde hace un par de semanas, las actividades presidenciales han registrado una actividad menos intensa. Hay menos giras al interior del país, se agendan actividades privadas  y los eventos que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto tienen un carácter alejado de resultados de gobierno.

Nos comentan que si bien la ley electoral no aplica una veda como tal para las actividades presidenciales, al interior del grupo de Los Pinos se ha decidido respetar los procesos electorales que están en curso. Y bueno, al parecer la baja en las actividades continuará en esa línea hasta que concluyan las elecciones en territorio nacional.

ENTRESIJOS.- Por lo pronto, se prevé que este viernes, el presidente Peña Nieto acuda a una comunidad hidalguense para festejar el Día del Niño. Y el próximo lunes encabezará un evento para conmemorar el Día Internacional del Trabajo en Los Pinos….

​E​ste jueves la embajada de Holanda se pondrá de manteles largos al conmemorar el Día del Rey…El general de división, Jesús Castillo, actual director del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas, acudió a los foros sobre Seguridad Social realizados en el Senado en donde aportó un dato que bien podrían adoptar el IMSS y el ISSSTE. Implementaron un sistema biométrico para que los militares en retiro y los pensionistas puedan acreditar su supervivencia con sólo una llamada telefónica; dijo también que las Fuerzas Armadas cuentan con una casa hogar para militares retirados.

TW @cecitellez

cetece@gmail.com

Imprimir

Comentarios