Balacera en Meave, por cártel de extorsionadores | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 29 de Abril, 2017

Balacera en Meave, por cártel de extorsionadores

Durante el tiroteo, agentes de la PGJ asesinaron a un delincuente que minutos antes amagó a locatarios. Comerciantes aseguran que el grupo delictivo La Unión de Tepito cobra derecho de piso

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La Plaza Meave, ubicada en el Centro Histórico, se convirtió ayer en escenario de una balacera entre integrantes del grupo delictivo La Unión de Tepito, que de acuerdo con locatarios cobran derecho de piso, y elementos de la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Cuando llegó la calma, uno de los delincuentes yacía muerto a mitad de la calle; dos personas más, un comerciante y un extorsionador, estaban heridos.

La PGJ aseguró en el lugar una pistola calibre 9 milímetros y una motocicleta, que era usada malhechores.

Saúl Chávez, mejor conocido como El Chato, uno de los comerciantes que trabaja en la esquina del Eje Central y Puente Peredo, a contra esquina de la plaza, contó a Crónica que desde hace seis meses esta banda les quitó la tranquilidad cuando comenzaron a amenazarlos con hacerles daño en caso de no pagar una cuota que ellos, de acuerdo a la mercancía y tamaño del lugar, les ponen.

Por ello, cansados de darle dinero a la delincuencia recurrieron a las autoridades capitalinas, a fin de que comenzaran con una investigación.

Ayer nadie entendía qué estaba pasando, la gente corría, la desesperación y el pavor se apoderaron de vendedores y compradores, que a esa hora, 10:45, eran bastantes.

Mujeres abrazaban a sus hijos; comerciantes ambulantes se olvidaron por un momento de su mercancía y se resguardaron donde pudieron; otros simplemente se quedaron ahí, parados, como petrificados por el miedo.

Unos minutos antes del caos todo transcurría con normalidad, los comerciantes levantaron las cortinas de sus locales y otros tantos se habían colocado sobre la acera.

La gente comenzaba a llegar a esta zona de la capital, una de las más concurridas diariamente.

Cuatro hombres llegaron al número 10 de la calle de Meave y caminaron al local 1F de la plaza, con un objetivo en mente, pedir dinero bajo la premisa de que “somos de La Unión de Tepito”, sin embargo, no contaban con la presencia de elementos de la Procuraduría General de Justicia.

Con arma en mano los sujetos amenazaron a los comerciantes, a quienes les quitaron 30 celulares.

Después de guardarlos en una maleta intentaron huir pero otro locatario, al percatarse de lo que había sucedido, intentó detenerlos.

En respuesta, los delincuentes le dispararon en el abdomen; sin embargo, la detonación alertó a los policías ministeriales que se encontraban en la zona.

Los elementos, que se encontraban en el lugar investigando un primer asalto ocurrido la tarde del jueves, intervinieron al escuchar el balazo.

Así comenzó un enfrentamiento a tiros entre delincuentes y agentes de la PGJ; uno de los hampones recibió un disparo en la cabeza y quedó tendido en el asfalto.

El morbo de ver qué había pasado tenía a la gente aglomerada en la esquina de la calle, todos querían ver “cómo habrá quedado el muertito”, aquellos minutos de desesperación se habían convertido en expectación ante lo que había ocurrido.

PRIMER CASO. El jueves, cerca del mediodía, cuatro hombres llegaron a un local de la plaza y se llevaron consigo todo lo que pudieron, todo lo que entró en sus mochilas.

“Llegaron y le quitaron a mi valedor un buen de dinero y aparatos. Pero eso no es lo peor, a mi compa lo amenazaron; le dijeron que, o pagaba la renta o se iba a chingar a su madre”, señaló El Neto, un torero que se pone en el Eje Central cerca de la esquina de Meave.

La pérdida del locatario ascendió a más de 300 mil pesos; pero eso no era lo que los agentes de la procuraduría investigaban, indagaban si la Unión de Tepito ronda estos centros de tecnología.

AUTOSEGURIDAD. Los comerciantes crearon un grupo para defenderse de este grupo, incluso a sabiendas de que ponerse en contra de La Unión de Tepito es una lucha que seguramente perderán.

Al menos 30 hombres, según Jorge, desde hace dos meses comenzaron a coordinarse para crear un plan en contra de quienes quieren extorsionarlos.

Armados, según ellos con lo que pudieron, comenzaron a aplicar rondines en las calles Meave, Ayuntamiento, Vizcaínas, Delicias y República del Salvador.

Además de que crearon un silbido especial para alertar a los demás de que integrantes del grupo delictivo andan cerca, pero ayer, no les funcionó.

Imprimir