No rotundo a la violencia, papa Francisco en Egipto - Carlos Villa Roiz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 30 de Abril, 2017
No rotundo a la violencia, papa Francisco en Egipto | La Crónica de Hoy

No rotundo a la violencia, papa Francisco en Egipto

Carlos Villa Roiz

El papa Francisco regresó a Roma luego de haber concluido uno de sus viajes internacionales más relevantes, a Egipto, donde hace pocos días hubo dos atentados terroristas contra templos cristianos.
A pesar del riesgo que representaba, el Papa no canceló su visita y tampoco quiso protección especial.
En una misa multitudinaria exhortó a los asistentes a romper la dureza de corazón y a no tener miedo a amar al otro, aunque sea enemigo: “No tengáis miedo a amar a todos, amigos y enemigos, porque el amor es la fuerza y el tesoro del creyente... El único extremismo que se permite a los creyentes es el de la caridad. Cualquier otro extremismo no viene de Dios y no le agrada”, dijo.
Explicó: “De nada sirve llenar de gente los lugares de culto si nuestros corazones están vacíos del temor de Dios y de su presencia; de nada sirve rezar si nuestra oración que se dirige a Dios no se transforma en amor hacia el hermano; de nada sirve tanta religiosidad si no está animada al menos por igual fe y caridad; de nada sirve cuidar las apariencias, porque Dios mira el alma y el corazón y detesta la hipocresía… para Dios, es mejor no creer que ser un falso creyente, un hipócrita… La verdadera fe es la que nos hace más caritativos, más misericordiosos, más honestos y más humanos.”
El Santo Padre también habló en la Universidad de al-Azhar, principal referente teológico y educativo del mundo musulmán suní, donde condenó toda forma de violencia, venganza y odio cometidos en nombre de la religión o en nombre de Dios. No es la primera vez que hace tal pronunciamiento.
Ante los participantes en la Conferencia Internacional para la Paz, aseguró que cristianos y musulmanes “juntos afirmamos la incompatibilidad entre la fe y la violencia, entre creer y odiar. Juntos declaramos el carácter sagrado de toda vida humana frente a cualquier forma de violencia física, social, educativa o psicológica”. También hizo hincapié en el mandamiento No matarás, que Dios entregó a Moisés en el monte Sinaí.
El viaje fue provechoso en lo interreligioso y lo ecuménico. El papa Francisco y el papa copto ortodoxo Tawadros II reconocieron la validez sacramental de los bautismos celebrados en ambas iglesias y firmaron una declaración conjunta en la que dan gracias a Dios “por concedernos la alegre oportunidad de reunirnos una vez más para intercambiar un fraternal abrazo y compartir nuestras oraciones comunes” y “por los vínculos de fraternidad y de amistad existentes entre la sede de San pedro y la Sede de San Marcos”.
El papa Francisco y Tawadros II se comprometieron a los esfuerzos para perseverar en la búsqueda de la visibilidad de la unidad en la diversidad, bajo la guía del Espíritu Santo.
El Santo Padre también se reunió con las autoridades egipcias y habló de la necesidad de una convivencia en paz: “Egipto tiene una tarea particular: reforzar y consolidar también la paz regional, a pesar de que haya sido herido en su propio suelo por una violencia ciega. Dicha violencia hace sufrir injustamente a muchas familias —algunas de ellas aquí presentes— que lloran por sus hijos e hijas”.
Durante el viaje de Regreso al Vaticano, el Papa también instó a que las diferencias entre Estados Unidos y Corea del Norte sean resueltas por la vía diplomática, y advirtió sobre el peligro de una Tercera Guerra Mundial que ya está presente de manera fragmentada.

Imprimir

Comentarios