Detecta la PGJ que padres aleccionan a sus hijos para ganar juicios | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Detecta la PGJ que padres aleccionan a sus hijos para ganar juicios

Psicólogos y peritos de la dependencia identifican en ocho horas cuando los niños inventan cargos de abuso sexual para obtener una pensión o custodia, o en realidad son víctimas

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La Procuraduría General de Justicia local ha detectado que alguno de los padres aleccionan a sus hijos para acusar al padre o la madre de abuso sexual para ganar las pensiones alimenticias o custodias ante un juez.

Alicia Rosas Rubí, fiscal de Delitos Sexuales de la Procuraduría de Justicia local, explicó que, pese a los intentos de los padres, las autoridades ministeriales logran identificar cuando los niños son  instruidos para declarar en contra de alguno de sus progenitores.

“Tuvimos un caso en el que el papá estaba manipulando a su hijo para que dijera que el novio de su mamá lo estaba abusando. Él venía con esa condición: que si decía eso, lo iban a llevar a ver a su mamá; si no lo decía, ya no la vería.

“Hemos encontrado que hay situaciones de pensión alimenticia, de divorcio, de separación de bienes y de custodias en las que se involucra a los menores”, señaló.

En entrevista con Crónica, la fiscal comentó que la Procuraduría tiene un protocolo infalible que detecta cuando los niños son víctimas de un delito sexual.

Lo primero que hace la Procuraduría de Justicia es entrevistar al menor. Este proceso dura cerca de una hora y media. Después es necesario hacer una pericial médica, que dura 30 minutos.

Las autoridades también llevan a cabo una pericial en psicología forense que puede durar hasta 2 horas. Después, elementos de la Policía de Investigación hacen una entrevista de 40 minutos.

Finalmente, la Procuraduría de Justicia otorga una Atención Médica Especializada con duración de dos horas.

En total, las autoridades detectan en un lapso de ocho horas si el niño es o no víctima de abuso sexual.

Sin embargo, según la fiscal, no siempre es así. Hay casos más complejos en los que los peritos determinan si existió la agresión en un periodo de tres días.

Los peritos logran identificar si existe abuso sexual a partir de diferentes características y señales, como la desorientación y las dificultades para relacionarse, además de malestares físicos.

Alicia Rosas explicó que los niños muestran signos como dificultades para dormir, irritabilidad, tristeza, enojo, llanto, terrores nocturnos y regresión, es decir, conductas infantiles.

Precisó que también muestran curiosidad o interés por órganos genitales, sexualidad y nacimiento de bebés.

En el 2016, explicó, se abrieron 377 averiguaciones previas y carpetas de investigación por abuso sexual en menores de 18 años; 341 de las víctimas son mujeres.

En ese mismo año, 65 niñas y adolescentes sufrieron de acoso sexual, mientras que ocho niños reportaron ser víctimas de este delito.

De acuerdo con las autoridades ministeriales, el abuso sexual es generalmente hecho por desconocidos; después, los más denunciados son el tío, el papá, el padrastro, el primo y el vecino.

En cuanto a violación de menores, quienes más la cometen son los desconocidos, después personas conocidas, como el amigo de alguno de los padres.

Una de las formas que facilita la entrevista a los niños es un programa llamado Bosty, una especia de muñeco cibernético que gana la confianza de los niños para que puedan explicar cómo es que son abusados.

Bosty es un personaje que viene de otro planeta, sólo platica con niños, no platica con adultos. Los niños llegan a hacer empatía con él y ellos le cuentan a Bosty todos sus secretos, como cuando una persona los está induciendo a realizar alguna conducta inapropiada”, precisó.

Imprimir