Senadores... Está en ustedes mostrar cerebro y real compromiso con los delfines - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 03 de Mayo, 2017
Senadores... Está en ustedes mostrar cerebro y real compromiso con los delfines | La Crónica de Hoy

Senadores... Está en ustedes mostrar cerebro y real compromiso con los delfines

Marielena Hoyo Bastien

Hasta que los leones tengan sus propios

historiadores, las historias de cacería

seguirán glorificando al cazador

Proverbio africano

 

No hay día en que por una u otra situación no recuerde y añore a la querida Ita Osorno, maestra y ejemplo de muchos de quienes hoy abrazamos vocacionalmente la protección a los animales no humanos. A mis inicios en el tema, cada que me sentía rebasada y abrumada por la imparable crueldad y el maltrato a tales criaturas, buscaba su consuelo y orientación. Su respuesta fue siempre la misma: no llores por lo de hoy que lo de mañana vendrá peor. Lo rudo es que sigue teniendo razón, pues en este asunto nunca hay descanso ni tregua. Es así como además de lo acumulado…

Hace tres días vine a enterarme de que nuevamente la emprenderán contra las legendarias cabras de Isla Espíritu Santo, en Baja California Sur, ganado que tiene viviendo ahí de menos un siglo, pero cuya existencia es, a decir de los expertos, incompatible con el ecosistema, al destruir la flora endémica del lugar. Sólo que para eliminar EL PROBLEMA, se pretende el “sacrificio” de más de 500 individuos, sin especificar método, más es de suponerse que se tratará de una réplica de la indiscriminada, cruel y por lo visto inútil matanza del 2005, cuando desde helicópteros, dizque cazadores expertos abatieron (fuera de normatividad) cientos de cabras, quedando algunas en franca agonía por mal disparo.

Esta vez, no queriendo repetir esa falla, la CONANP acordó con una ONG la traslocación de los caprinos a La Paz, más no bastaron los +- 2.5 millones de pesos que se les proveyó para el propósito, pues con el monto (y una torpe estrategia) sólo pudieron extraer 250 ejemplares (a 10 mil pesos por cabra), dado lo cual, solicitan “terminar” el trabajito de otra manera, que supongo será su eliminación vía cacería, lo que también tendrá un alto costo social y económico, incluso a nivel mundial, lo peor, sin resultados contundentes, pues tratándose del mismo verdugo no puede esperarse diferente resultado.

EN OTRA TRAMA, les cuento que simplemente no me puedo creer el grado de cinismo, soberbia, descaro, bajeza, suciedad, impunidad y hasta cobardía con que el ¿gobernador? de Morelos, el perredista Graco Ramírez, insiste en conducirse respecto al caso “Perros de Dora Anaya”, toda vez que inclusive, obrando de por medio orden de Juez para que los animales sean regresados a su legítimo hogar, el citado se burla de la determinación alegando, sin acreditar, que los animales representan riesgo sanitario, más olvidando que desde su misma oficina se declaró que se trataba de canes sanos, todos, menos los 22 que murieron durante el ilegal operativo y sobre los que también tendrá que dar cuentas, Con lo anterior, además, quedan expuestos sus serviles funcionarios, que ante DESACATO A JUEZ podrían quedar destituidos-inhabilitados-encarcelados.

Y es que como el mandatario no acepta haber perdido un caso así, seguramente ordenó buscarle por donde sea antes de permitir la devolución de los perritos. Es por eso que ahora salen con que pre-sun-ta-men-te UN SOLO EJEMPLAR padece un género de bacteria colectivamente llamada rickettsia, y que aun de confirmarse no representaría riesgo alguno. Bastará antibioterapia al ente hospedero y eliminar al vector. Pero…

Sin duda lo más grave de esta situación es que quien actúa y/o permite o promueve actuaciones ilegales y hasta moralmente indebidas, pretende ser presidente de México.

Cierro por hoy abordando de nueva cuenta el tema DELFINES-DELFINARIOS, pero con la esperanza de que los Senadores tengan la voluntad de llevar a buen término la iniciativa verde estilo ACME, ya que tal y como la recibieron, los cetáceos a proteger saldrán perdiendo. Los diputados realmente no supieron el alcance de lo que votaron a favor y que eternizará, incluso por la ambigüedad y centralismo de las disposiciones, la explotación de esos mamíferos marinos, que obvio, no serán la última generación en cautiverio. Pasarán aproximadamente entre 50 y 60 años para que si acaso eso se de, ante la necesidad que en automático sobrevendrá, para alojar los aproximadamente 150 nacimientos que resultarían del ordenamiento, individuos que seguramente tampoco cubrirán los requisitos para su liberación. Al tiempo…

 

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios