Comprueban efectividad de impuesto a refrescos en EU | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 03 de Mayo, 2017

Comprueban efectividad de impuesto a refrescos en EU

Comprueban efectividad de impuesto a refrescos en EU | La Crónica de Hoy
El impuesto promovido en 2014 fue acompañado de una campaña de concientización en la población de Berkeley, California, EU. 

El impuesto sobre bebidas azucaradas de Berkeley, California, el primero en Estados Unidos, demostró una reducción en su consumo entre su población de hasta casi el 10 por ciento, de acuerdo a un estudio realizado por el Instituto de Salud Pública y la Universidad de Carolina del Norte, EU. El estudio refiere que se encontró que el volumen de bebidas azucaradas vendidas en Berkeley disminuyó 9.6%, en el año siguiente a la implementación del impuesto, 2015. 

El estudio “Cambios en los precios, las ventas, los gastos de los consumidores, y el consumo de bebidas un año después del impuesto a las bebidas endulzadas con azúcar en Berkeley, California, EU: estudio preliminar y posterior”, fue publicado por la revista PLOS Medicine. Éste se publica casi un año después del estudio del Instituto Nacional de Salud Pública de México, publicado en la revista British Medical Journal, y que comprobó que en el país se alcanzó un promedio similar en la reducción del consumo. La investigación es citada por los científicos estadunidenses en el actual análisis. 

La diferencia con el estudio realizado en la ciudad californiana es que se expone que la reducción de las ventas de bebidas azucaradas no produjo pérdidas en los ingresos de las tiendas. El estudio cubrió 15.5 millones de visitas al supermercado. 

Debido a que las ventas de bebidas saludables también aumentaron, incluyendo el agua y la leche, no hubo un impacto negativo en las ventas totales de bebidas en los negocios estudiados. La cuenta media pagada por los consumidores en la caja de los supermercados no subió después del impuesto.

“El impuesto de Berkeley es un éxito y demuestra que los residentes han elegido opciones más sanas, una recaudación de ingresos para promover la salud en la ciudad, en tanto que no observamos evidencia de cuentas de supermercado más elevadas para los consumidores ni un daño a los ingresos de negocios locales”, señaló Lynn Silver, del Instituto de Salud Pública, en Oakland, California, y autora principal del estudio. “Estos hallazgos sugieren que los impuestos a las bebidas azucaradas tienen sentido para la salud y la economía”.

PREVENIR OBESIDAD.  El estudio de PLOS Medicine recuerda que el consumo de las bebidas azucaradas está asociado con el incremento de peso, diabetes, riesgos cardiovasculares, caries y otros padecimientos. “El impuesto a estas bebidas ha sido propuesto y cada vez más adoptado como parte de un amplio plan para la prevención de la obesidad y la diabetes, con extenso potencial social y en la salud”. El artículo agrega que otros países y entidades estadunidenses ya aplican un impuesto, entre ellas tres grandes  ciudades, como Filadelfia, San Francisco y Oakland. 

El impuesto, aprobado por los votantes de Berkeley en noviembre de 2014, es de un centavo por onza —alrededor de dos pesos mexicanos—  en bebidas azucaradas. Los ingresos  recaudados a través del impuesto se colocan en el fondo general y un comité consultivo recomienda a la ciudad cómo gastar los recursos para mejorar la salud.

El estudio evaluó los cambios durante los primeros 12 meses de implementación (marzo de 2015 a febrero de 2016) usando tres fuentes de datos. Los datos analizados incluyeron: (1) los precios de las bebidas en una muestra de 26 tiendas en Berkeley de diferentes tipos; (2) los datos de escáner electrónico de los de los puntos de venta de  supermercados sobre precios de las bebidas, las ventas en onzas y los ingresos de las tiendas por transacción en 15.5 millones de visitas  a tres supermercados grandes en Berkeley y seis en ciudades cercanas; y (3) una pequeña encuesta telefónica representativa del antes y después de 957 residentes adultos de Berkeley.

“El consumo de bebidas azucaradas per cápita de Berkeley es significativamente más bajo que el promedio nacional. Esto sugiere que veremos un impacto mucho mayor en otras ciudades de Estados Unidos con niveles de impuestos similares o más altos”, dijo Shu Wen Ng, de la Universidad de Carolina del Norte y co-autora principal en el estudio.

Imprimir