Para la oreja - Verónica Gallardo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 06 de Mayo, 2017
Para la oreja | La Crónica de Hoy

Para la oreja

Verónica Gallardo

Definitivamente quien dio un giro de 180 grados en su carrera artística fue Erika Buenfil al recibir este gran papel de Mercy en la serie La doble vida de Estela Carrillo y lo mejor de todo, lo demuestra, está más que feliz con el resultado de su personaje.
Entrevistada en La Cuchara (canal 77 de Izzi), Erika llegó guapísima, demostrando que no solo actoralmente sino físicamente acepta el cambio que le ha dado la vida, una señora joven, elegante, muy de acuerdo en la edad y llevando la experiencia que le da el haber sido una de las protagonistas de telenovelas más cotizada.
“La verdad cuando me habló Rossy Ocampo, me encantó el papel, me fascinó, aunque si tuve un poco de miedo, pues durante muchos años había sido la buena y no sabía cómo me iba a recibir el público en este papel, que además de ser una mujer Cougar, también tenía mucho de villana, para mí ha sido un gran papel con muchos matices”.
Cuando la productora Rossy Ocampo comenzó a planear La doble vida de Estela Carrillo, se mencionó que el estelar masculino era para Horacio Pancheri (Bryan), pero lo ganó David Zepeda, algo que también le dio miedo a Erika, pues no parecía mucho ser la mamá del protagonista.
“Rossy me dijo si lo hacía y claro que sí, porque la edad no tiene nada que ver, se puede dar con actuación, así que cambiaron mi diseño de imagen, primero era más con vestidos para la playa, pues estamos en Los Ángeles, un vestuario más sobrio, decidieron cambiarlo por algo más atrevido, por el de la mujer que desea vestirse como jovencita, compensando así que también tengo un amor muy juvenil”.
Ese fue otro reto para Erika, que si bien había sido la niña consentida, la buena, buena que no rompía ni un plato, ahora debía tener escenas de amor con un chavito de 26 años de edad.
“Yo de plano le dije, no puedo, mejor ve a jugar Nintendo con mi hijo, no podía, pero él, como buen cubano fue quien de plano dijo, quítate la pena y vamos a hacerlo. Lo logre, aunque en la vida real sinceramente no creo que pudiera, no tan joven, quizá un madurito cuarentón”.
Por lo pronto, Erika Buenfil está realizada en todas sus facetas, la que más disfruta es la de mamá, pues es feliz llevando a Nicolás a la escuela, yendo por él y participando en todas las actividades de su joven hijo, que ya tiene 12 de edad.
“Yo creo que si me ofrecen una mega villana si la aceptaría, me encantaría hacerlo, pero mientras Mercy todavía tiene mucho que confesar, muchas tragedias en su vida por la que la hicieron esa mujer tan extraña. Habrá secretos que el público sabrá, pero que los personajes de la telenovela nunca descubrirán”.
Lo que podemos decir, aún no acaba La doble vida de Estela Carrillo y ya queremos ver la segunda parte.

Imprimir

Comentarios