Comey no testificará ante el Senado sobre Rusia, tras amenaza de Trump | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Comey no testificará ante el Senado sobre Rusia, tras amenaza de Trump

El presidente de Estados Unidos sugirió que tiene grabaciones de sus conversaciones con el entonces director del FBI. WikiLeaks ofrece 100 mil dólares por las supuestas cintas

Foto de archivo de Trump y Comey cuando eran aliados.

El presidente estadunidense, Donald Trump, volvió a dejar boquiabiertos a periodistas y analistas políticos en Washington, luego de amenazar al ex director del FBI, James Comey, al que sugirió que no hable de la presunta trama rusa en la pasada campaña electoral.

“A James Comey más le vale que no haya cintas de nuestras conversaciones antes de que él empiece a filtrar a la prensa”, advirtió Trump a través de Twitter.

Pese a que en un primer momento Comey restó importancia a la amenaza velada y declaró que “no está preocupado” por la existencia de grabaciones, horas después trascendió que se conoció que rechazaba la invitación del Senado.

La noticia de la marcha atrás no la anunció el propio Comey, sino que fueron fuentes del Congreso los que informaron a la prensa de esta “victoria parcial” de Trump.

Comey, quien fue despedido de manera fulminante este martes por el presidente, había sido invitado por los líderes del comité para informar de sus pesquisas sobre la posible coordinación entre el gobierno ruso y el equipo de campaña del republicano para interferir en los resultados de las elecciones del pasado noviembre y evitar, como finalmente ocurrió, una victoria de la candidata favorita, la demócrata Hillary Clinton.

La advertencia de Trump y la marcha atrás de Comey podrían sugerir que el presidente grabó sus conversaciones en el Despacho Oval y que en ellas Comey le dijo que no estaba siendo investigado en el caso de la injerencia rusa en las elecciones, algo que hubiese sido una violación del código de conducta del Departamento de Justicia y del FBI.

No obstante, fuentes cercanas a Comey subrayaron a los medios que es imposible que el máximo responsable de esa investigación, que podría poner en peligro la presidencia de Trump si se demuestra connivencia, realizara tales declaraciones con las pesquisas aún en marcha.

Recompensa. Para salir de dudas, la organización WikiLeaks, especializada en filtraciones de documentos reservados del gobierno y de empresas, ofreció 100 mil dólares por las posibles “cintas” de las conversaciones.

Cambios. Trump se plantea hacer cambios en el equipo de prensa del Gobierno por no haber sabido controlar la polémica sobre el despido del director del FBI, James Comey, informó ayer The Wall Street Journal.

El diario, que cita como fuente a múltiples funcionarios de la Casa Blanca, apunta que el presidente no descarta reemplazar al portavoz Sean Spicer, y que también está pensando en una reorganización de su equipo de comunicación y su estrategia.

Por otra parte, Trump aseguró en una entrevista a Fox News que está considerando eliminar la rueda de prensa diaria que ofrece Spicer, y en su lugar acudir personalmente a una conferencia con los medios cada dos semanas.

Imprimir