Crea UNAM sistema que permite saber componentes de yacimientos petroleros | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Crea UNAM sistema que permite saber componentes de yacimientos petroleros

La tecnología ayudará a desarrollar mejores procesos para la extracción de hidrocarburos ◗ El desarrollo es un producto químico que se inyecta dentro de yacimientos, dice el doctor Simón López Ramírez

En la imagen, una recreación de cómo funciona la metodologías, creada por el doctor Simón López Ramírez.

Científicos de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) crearon una tecnología que permite saber cuáles son los diferentes componentes que se encuentran y se mueven dentro de un yacimiento petrolero, la cual ayuda desarrollar procesos de recuperación de hidrocarburos más adecuados.

El invento del equipo encabezado por el doctor Simón López Ramírez es útil para la industria petrolera mexicana porque en este país los yacimientos de petróleo no son homogéneos sino que tienen varios tipos de aceites crudos y gases, por lo que se les llama yacimientos carbonatados de alta temperatura.

“El desarrollo es un producto químico que se inyecta dentro de yacimientos petroleros con la intensión de conocer la heterogeneidad dentro del yacimiento”, explicó el profesor del departamento de ingeniería química.

La tecnología desarrollada por el doctor López Ramírez y sus colaboradores forma parte de un gran conjunto de procesos llamados Recuperación Mejorada de Petróleo o EOR (por sus siglas en inglés). De acuerdo con el Departamento de Energía de Estados Unidos, cuando se aprovecha un yacimiento petrolero las técnicas tradicionales de extracción, llamadas técnicas primarias y secundarias, permiten recuperar hasta 40 por ciento del contenido de petróleo en el yacimiento. Al usar las técnicas EOR se puede elevar la extracción hasta 60 por ciento o más del contenido del yacimiento.

Existen tres grandes conjuntos de técnicas EOR: inyección de gas, inyección de calor –por ejemplo vapor muy caliente—, o inyección de algunas sustancias químicas, como las que han desarrollado en la UNAM.

“La intención es maximizar la eficiencia del proceso de recuperación mejorada, conociendo cómo se mueven los fluidos dentro del yacimiento petrolero”, agregó el profesor universitario.

En las últimas dos décadas, el profesor Simón López Ramírez también ha participado en más de 14 investigaciones con reportes científicos sobre composición y movimientos de fluidos complejos como el acero fundido y el petróleo.  

Realizó investigaciones sobre flujos de acero fundido y la variación de sus temperaturas, cuando laboraba en el Departamento de Metalurgia de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE), del Instituto Politécnico Nacional. Posteriormente ha conducido estudios sobre modelado de la viscosidad de crudos; optimización de flujo utilizando inhibidores de turbulencia y modelos para estimar la viscosidad del aceite crudo en condiciones de reservorio, entre otros trabajos.

PATENTE Y MERCADO. La innovación de la UNAM ya cuenta con una solicitud de registro de patente y está en proceso de revisión del Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI). Su futura importancia comercial es tan alta que obtuvo el primer lugar de Concurso del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación (PROFOPI), de la UNAM.

Durante la quinta entrega de premios, encabezada por el rector de la UNAM, Enrique Graue, el director del IMPI, Miguel Ángel Margain y el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero, el doctor López Ramírez explicó que su trabajo forma parte de las tecnologías llamadas trazadores de flujo para la industria petrolera.

Después de la ceremonia, el director del IMPI, Miguel Ángel Margain, dijo a Crónica que aunque cada una de las solicitudes de patente presentadas por la UNAM destacan por su alta viabilidad para llegar al mercado.

“Estas solicitudes llevan su curso dentro del IMPI, que es donde se decide si las solicitudes cumplen con los requisitos de patentabilidad o no, pero las solicitudes de la UNAM también tienen la característica de que tienen estudios sobre la viabilidad en el mercado, lo que es muy importante para que realmente se conviertan en soluciones  y mejoras para la sociedad”, dijo Miguel Ángel Margain.

Imprimir