Y no respetan las recomendaciones | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Y no respetan las recomendaciones

Camiones y vehículos ostensiblemente contaminantes circularon por arterias de la Ciudad sin que la autoridad los sancionara ◗ Obras, como las del deprimido Mixcoac y la rehabilitación de la Zona Rosa, fueron suspendidas a medias

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Las autoridades, tanto policiacas como locales, no hicieron valer las recomendaciones de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) para lograr que los niveles de contaminación atmosférica desciendan y se pueda desactivar la Fase 1 de Contingencia Ambiental.

Por calles y vialidades primarias de la Ciudad de México se observaron camiones y vehículos ostensiblemente contaminantes sin que nadie los sacara de circulación o les hiciera un llamado.

La CAMe informó que se iba a reforzar la vigilancia para impedir la circulación de estos vehículos, pero no fue así.

Asimismo, pese a que la Secretaría de Obras (Sobse) ordenó suspender los trabajos en donde se utilice maquinaria pesada, los empleados continuaron con labores de balizamiento y pintura; lo anterior pese a que una de las recomendaciones de las autoridades fue no utilizar materiales como pinturas, aerosoles o barnices.

“Desde la tarde de ayer se suspendieron los trabajos con maquinaria en cada uno de los proyectos a su cargo. Con los objetivos de contribuir a disminuir la concentración de contaminantes, favorecer su dispersión y mejorar la calidad del aire, se realizan únicamente labores manuales de mínimo esfuerzo físico en los frentes de obra”, informó la dependencia.

Tampoco se observaron operativos especiales para agilizar el tránsito en obras como las de la Zona Rosa, Mixcoac e Insurgentes.

CAOS. En arterias como Circuito Interior, Tlalpan, Eje 5 y 6 Sur, Zaragoza, Eje Central, Periférico y Viaducto se observó que durante todo el día el tránsito era lento. En la mayoría de las vialidades primarias había largas filas de vehículos.

Lo peor fue que en la zona oriente hubo una gran cantidad de camiones de carga, que evidentemente contaminaban, y que pudieron circular sin contratiempo alguno.

En Eje 6 Sur, en la periferia de la Central de Abastos se le preguntó a los choferes de camiones y tráileres sobre la contingencia y las limitaciones para circular.

La mayoría coincidió en que no se enteraron de la medida y que su entrada a la ciudad no podía esperar, debido a que transportaban frutas y perecederos.  

Evidentemente sus unidades sacaban una gran cantidad de humo; sin embargo nadie les impidió circular por la zona.

LAS OBRAS NO PARAN. A pesar de que las maquinarias no estaban en funcionamiento en la Zona Rosa, algunos de los trabajadores continuaban realizando trabajos, como el levantamiento de montones de tierra o el acomodo de largas varillas en toda la extensión de las calles.

Asimismo, no se retiraron las señalizaciones o los muros falsos de las obras, lo que provocó congestionamiento vial en esa zona de la delegación Cuauhtémoc.

A pesar del calor, que alcanzó los 29 grados centígrados, y de que se había activado la fase de contingencia, las familias, mujeres, jóvenes y niños se veían transitando normalmente en las calles céntricas de la capital.

A lo largo de Paseo de la Reforma, en donde se construye la nueva Línea 7 del Metrobús, que irá de Indios Verdes a Santa Fe, se veían inmovilizados tractores y maquinaria pesada. 

Mientras que sobre Insurgentes, algunos albañiles reparaban la vialidad con taladros industriales y raspaban el grueso asfalto de la estación del Metrobús Hamburgo, que actualmente se encuentra en remodelación.

Incluso a los deportistas les fueron indiferentes las recomendaciones de la CAMe ya que tanto en parques y deportivos hubo personas realizando ejercicio y actividades recreativas.

Imprimir