Garanticemos la libre expresión, la libertad de prensa y el periodismo - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 17 de Mayo, 2017
Garanticemos la libre expresión, la libertad de prensa y el periodismo | La Crónica de Hoy

Garanticemos la libre expresión, la libertad de prensa y el periodismo

Ma. del Rocío Pineda Gochi

El pasado 3 de mayo se conmemoró el “Día Mundial de la Libertad de Prensa”, esta celebración se proclamó desde 1993 con la finalidad de informar a los ciudadanos acerca de las violaciones a la libertad de prensa que acontecen a nivel mundial. Busca concientizar sobre los ataques, acosos, encarcelamientos y asesinatos de periodistas, editores y publicadores, además de evidenciar las decenas de países que en el siglo XXI censuran, sancionan y suspenden diversas publicaciones.

Recordemos que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), reconoce que la prensa –en sus múltiples plataformas– “… juega un papel central al informar de forma contextualizada sobre los temas relevantes para todos los ciudadanos y ciudadanas, al agendar en debate público las cuestiones centrales para el desarrollo y la democracia, al actuar como “perro-guardián” de los gobiernos y otros actores”.

Aunque la mayoría de los gobiernos democráticos reconocemos que la libertad de expresión y su corolario la libertad de prensa, han sido elementos nodales en los procesos democratizadores, que como instrumentos de crítica y opinión,  han dado pauta al diálogo y al debate en pro del desarrollo de las sociedades y de sus instituciones, aún existen vacíos jurídicos que impiden o limitan garantizar el ejercicio pleno de estos derechos humanos fundamentales.

El periodismo como la actividad primigenia para generar la información, y el vehículo central para ejercer estos derechos, se ha convertido en el principal enemigo y en el blanco mortal de aquellos que buscan distorsionar la información y desincentivar su práctica.

De acuerdo al “Barómetro de las violaciones de la libertad de prensa” –elaborado por Reporteros sin Fronteras–, en el transcurso del año 9 profesionales de los medios de comunicación han sido asesinados en el mundo, debido a su labor periodística. Lastimosamente nuestro país suma dos periodistas más a esta lista, lo que nos convierte en el tercer país más peligroso para ejercer esta profesión, con 99 reporteros muertos entre 2000 y 2016.

Esta grave situación, urge a todas las autoridades competentes a realizar una revisión y un replanteamiento de las estrategias en contra de la violencia hacia la prensa.  Más allá del trabajo que realice la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, es importante que desde los tres niveles de gobierno, se desarrolle una política integral que garantice desde  el ámbito jurídico, político y social, la seguridad para que cualquier periodista ejerza su profesión libremente, sin tener ningún tipo de represalia. 

Estamos obligados a garantizar estos derechos reconocidos en nuestra Constitución Política y en diversas declaraciones y tratados internacionales, particularmente, el Principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que establece que el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión, por lo que es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación del daño adecuada. Garanticemos a los periodistas mexicanos ejercer su profesión libremente porque como han referido en otros lados, “sin periodistas no hay periodismo, sin periodismo no hay democracia”.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios