Unidos solamente en el infortunio

Cecilia Téllez Cortés

¡Ni uno más! ¡Por tu derecho a saber, mi derecho a informar! ¡Por la pluralidad!

Protección para camarógrafos, periodistas, fotógrafos “Los queremos vivos”.

En agosto de 2010, éstas eran las leyendas en las pancartas que fueron colocadas en los barrotes de las puertas de la Secretaría de Gobernación y que iban acompañadas de numerosas fotografías de periodistas, entre ellos, las de Evaristo Ortega, José Manuel Nava, Bladimir Antuna, Mauricio Estrada Zamora, Gerardo Paredes y Roberto Marco García.

El martes, una nueva cita congregó a decenas de periodistas en el mismo lugar para exigir más o menos lo mismo. La marcha ocurrió poco después de que Javier Valdez Cárdenas fuera asesinado a tiros, en plena luz del día, el lunes pasado cerca de las oficinas del semanario Ríodoce, del cual era fundador.

Es cierto, el hecho ¡fue terrible, es el colmo!

Y en esas condiciones han muerto otros colegas en algunos de los estados más conflictivos: Guerrero, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Chihuahua.

En algunos casos, ya existían antecedentes de amenazas contra los informadores, como en Ríodoce. Amenazas de las cuales las autoridades estaban plenamente enteradas. Y todo vuelve a caer en la falta de políticas de prevención para evitar esas situaciones.

Si bien es cierto que en esos casos límite la autoridad debe estar presente y procurar atención, apoyo, seguimiento, también es cierto que los periodistas debemos tejer una red de apoyo, sobre todo cuando el desenlace es fatal y las familias quedan en el desamparo.

De 2010 a la fecha, que es el periodo con el cual iniciamos este escrito, poco hemos hecho los periodistas para contar con una asociación que nos aglutine (hay varias, dispersas, es decir, con esfuerzos que terminan por pulverizarse). Debemos aportar a construir mejores condiciones para el correcto desempeño de nuestra labor y no quedarnos solo en marchar y exigir que todo venga de la autoridad. No hay personal para ser asignado a cada uno a fin de que nos vigile día y noche. Y si lo hubiera ¿por qué tendría que ser asignado solamente a los periodistas?  

Debemos trabajar por ser un gremio en el cual los integrantes estén en disposición de ser solidarios, de que ante una tragedia podamos realizar aportaciones voluntarias para apoyar durante algún tiempo a quienes perdieron al jefe o jefa de familia, o incluso su fuente de empleo; promover la existencia de becas para los hijos de los fallecidos. En el caso de los periodistas, la mayoría no cuenta con seguros de vida. ¿Y en caso de quedar lisiado? Adiós al trabajo y a la posibilidad de ser contratado en otros medios.

Ayer, reunidos para dar a conocer medidas extraordinarias enmarcadas bajo el título de “Acciones para la Libertad de Expresión y para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos”, el presidente Enrique Peña Nieto y los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores, admitieron que hay una deuda con el gremio periodístico. Informaron que, bajo el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, actualmente hay 538 personas bajo este resguardo; de ellas, 342 son personas defensoras de derechos humanos y 196 son periodistas.

Este martes en Los Pinos y al calor del reciente asesinato del periodista Javier Valdez, los fotógrafos alzaron la voz al grito de justicia, justicia. Demandaban que no fueran más discursos. Exigían que no solamente se abran carpetas de investigación, porque, al final de cuentas, no se analizan.

El Jefe del Ejecutivo admitió que el reto es dar protección en un marco de combate al crimen organizado. Dijo que los asesinatos han abierto una herida en la sociedad. Ofreció justicia y se comprometió a dar con los responsables en una tarea compartida con los responsables de las distintas entidades federativas. “Tienen razón quienes afirman que no se mata la verdad matando periodistas”, concedió el mandatario. Los periodistas lo sabemos, nuestra lucha debe ir más allá, debe ir hacia eso que llaman “espíritu de cuerpo”.

ENTRESIJOS. Al reclamo de no tolerar la muerte de ningún otro representante de los medios de comunicación se sumó el ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar. “Ni uno más. No al silencio. Y contra la impunidad hacer cumplir la Constitución”, señaló el ministro. Agregó que “como ciudadano, como mexicano, como responsable de la justicia, esto es algo que conmociona, que duele que pase en nuestro país, y desde luego me uno a las voces que ni uno más”. Tildó de “labor heroica la de transmitir las voces de la gente, del pueblo y sus opiniones”. Hizo votos porque como autoridad judicial “nos toque el papel para poder enfrentar y juzgar a los responsables de estos casos”…La próxima semana, el presidente Peña Nieto continuará la grabación de spots con miras a su V informe de gobierno en diversos estados del país. Y apenas pasen las elecciones en tres estados del país, el 5 y 6 de junio, el mandatario realizará una visita de Estado a Guatemala, a invitación del Presidente Jimmy Morales.

 

cetece@hotmail.com

TW @cecitellez

Imprimir

Comentarios