“Lo rulfiano es cuando la literatura se convierte en escucha del sufrimiento”: Heriberto Yépez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 19 de Mayo, 2017

“Lo rulfiano es cuando la literatura se convierte en escucha del sufrimiento”: Heriberto Yépez

Centenario. “Cada vez que hay peligro, el efecto de los muertos rulfianos ayuda a producir poesía excepcional, discontinua con el sistema literario dominante, añade Heriberto Yépez. “Una generación entera de escritores se defendió del efecto rulfiano, convirtiéndolo en una anécdota”

“Lo rulfiano es cuando la literatura se convierte en escucha del sufrimiento”: Heriberto Yépez | La Crónica de Hoy

“El efecto Rulfo y el efecto Octavio Paz permanecen en lucha: lo rulfiano tiene a los lectores y lo paz-céntrico a las instituciones. El efecto Rulfo es leer la historia de la literatura mexicana de otro modo: dejando que todos sus muertos y pueblos hablen. Con el efecto Rulfo, leemos más allá de lo colonial-nacional, desde el experimento y lo popular. Rulfo radicaliza”, señaló Heriberto Yépez, investigador de la University of California Berkeley durante la tercera mesa de la jornada Conmemoración del centenario de Juan Rulfo, realizada ayer en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM por la Fundación Juan Rulfo.

Para el crítico literario, los vencidos en las obras del autor de Pedro Páramo hablan demasiado y los vencedores quedan intranquilizados, “por eso los libros rulfianos se les ha querido volver siempre una entrevista, de preferencia de Elena Poniatowska; o una reseña donde un libro es juzgado como producto de su carrera personal, una reseña, digamos, de Christopher Domínguez”.

Yépez destacó en su ponencia El efecto Rulfo y el sistema literario en México, que lo rulfiano es cuando la literatura se convierte en escucha, cuando se escucha el sufrimiento de otros porque Juan Rulfo se restaba importancia como autor, desalentaba el egocentrismo y la cooperación con el sistema de dominación literaria.

“Una generación entera de escritores se defendió del efecto rulfiano, convirtiéndolo en una anécdota, afortunadamente la carta de las anécdotas sobre Rulfo ya se está acabando, pero desa­fortunadamente otro mundo de rebaja ha comenzado: convertir a Rulfo en un personaje”, dijo refiriéndose al libro Había mucha neblina, humo o no sé qué, de la mexicana Cristina Rivera Garza.

Dicho libro fue catalogado por Víctor Jiménez, presidente de la Fundación Juan Rulfo, como difamatorio, y generó que la fundación prohibiera a la UNAM el uso de la figura y nombre del autor de El Llano en llamas en la Feria del Libro y la Rosa 2017 (celebrada en el campus de Ciudad Universitaria en el mes de abril), en donde se le rendiría homenaje a Rulfo, entre otras actividades, con la presentación de dicho libro editado por Random House.

Cada vez que hay peligro, añadió Yépez Hernández, “el efecto de los muertos rulfianos ayuda a producir poesía excepcional, discontinua con el sistema literario dominante y, a la vez, cada vez que ese sistema literario es puesto en peligro por el efecto Rulfo, se intenta biografizar, domesticar, cooptar y volver a disminuir a Rulfo, como lo hemos visto ocurrir desde entonces”

Me refiero, dijo, “a Había mucha neblina, humo o no sé qué, en donde se vuelve a usar la apropiación y reescritura de Rulfo para biografizarlo y desacreditarlo, presentándolo como un escritor financiado por el gobierno mexicano y norteamericano entre la página 86 y 89, como un supuesto agente de la modernidad y un mal indigenista, de la página 99 a la 139.  Todo ello trucando información de modo más bien burdo y conveniente”.

En palabras del crítico, el libro de Rivera Garza ejerció como la lectura oficial que diversas instituciones de gobierno y del mercado editorial quisieron imponer entre finales de 2016 y 2017 para mediar a Rulfo en el contexto de su centenario y de nuevo cambiar lo rulfiano por un retrato amarillista.

EFECTO RULFO. La conferencia magistral ofrecida por Heriberto Yépez es la respuesta que la Fundación Juan Rulfo ofreció a las críticas que recibieron por vetar a la UNAM y por calificar la obra de Rivera Garza, por ello, el crítico explicó que el efecto Rulfo es el logro de Rulfo como escritor mutagénico tanto en México como en otras literaturas.

“Provocó diversas mutaciones estéticas, lo rulfiano desvió muchas escrituras que hubieran tenido un cauce predecible dentro del sistema literario centrípeta mexicano. Este efecto, de desviación de trayectorias, es lo que el sistema mexicano no le perdona a Rulfo”, precisó Yépez.

Mientras Rulfo y sus lectores más radicales abandonaron la literatura biografista, comentó, sus lectores reaccionarios manipulan lecturas biografistas para debilitar el efecto transformador de la escritura rulfiana.

“Buscar ahuyentar un aspecto temible, eso es lo biográfico. Leer a Rulfo biográficamente es un error epistemológico, pero la estética rulfiana es apabullante, se cumplió y por eso se le busca un mal ogro y el mal ogro es la biografía”, destacó Heriberto Yépez.

Por último, señaló que el efecto Rulfo en el norte de México es narrar otro mundo  a través de crear submundos. “Porque el norte de México que siempre se ha definido distinto al resto de la República y reclama su autonomía cultural, la lección más atractiva que sus narradores trajeron de Rulfo fue la literatura  como la prueba de la existencia de otros México”.

Lo rulfiano, dijo, “facilitó que la violencia que ocurría en estos territorios pudiese tener voz y ser narrada, un tabú que por el contrario quedaba prohibido por el sistema literario nacional, diseñado para controlar lo popular, lo violento y el descontento”.

Imprimir