Vecinos realizan rondines para impedir trabajos en Patio Tlalpan | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 19 de Mayo, 2017

Vecinos realizan rondines para impedir trabajos en Patio Tlalpan

Frida Ortiz, una de las opositoras, advirtió que aunque la empresa se ampare continuarán las diligencias para evitar que se concluya el centro comercial

Vecinos realizan rondines para impedir trabajos en Patio Tlalpan | La Crónica de Hoy

Vecinos de Santa Úrsula Xitla conformaron grupos de vigilancia para realizar rondines en la construcción de Patio Tlalpan, que ayer fue clausurada por funcionarios de la delegación, para evitar que los trabajadores de la empresa MRP continúen laborando en el lugar.

Esto debido a que la vez pasada que la obra fue suspendida a la constructora no le importo y ordenó a sus empleados que siguieran con la edificación que en ese entonces, según vecinos, llevaba poco más del 50 por ciento de avance.

 Frida Ortiz, una de las opositoras a la obra, advirtió que, aunque la empresa se ampare, continuarán con las diligencias necesarias para evitar que se concluya el centro comercial, ya que no cuenta con los permisos necesarios para operar.

“Mira, no sólo no cuenta con los permisos necesarios, la apertura de la plaza sería un problema enorme para quienes vivimos aquí. No la queremos, porque no nos preguntaron nuestra opinión”, comentó la mujer.

Además, recordó que la jefa delegacional Claudia Sheinbaum hace unos meses cedió un predio, que se encuentra unas calles arriba de la construcción, a un grupo de vecinos que también se oponían a la apertura del centro comercial.

Por lo que pidió a la morenista no olvide que aunque la autorización se dio antes de que ella llegara a liderar la demarcación, hizo cosas para que los opositores a la plaza “dejáramos de hacer lío”, ya que intentó a toda costa convencerlos de dejar atrás el tema.

Crónica realizó un recorrido por el lugar y confirmó que la obra, que lleva un 80% de avance, estuvo sola.

En el lugar se pueden observar montículos de grava y tierra, ladrillos, trozos de madera tirados en el suelo así como herramientas esparcidas por el lugar.

Esto ya que el día de ayer un grupo de empleados de la delegación arribó al lugar y ordenó a los empleados de la constructora salieran y dejaran las cosas como estaban ya que iban a clausurar la obra.

Incluso para evitar que cualquier persona entre al lugar se colocaron sellos en todos los accesos que tiene la edificación.

En los sellos se establece que aquella persona que los viole será llevada a la Procuraduría General de Justicia capitalina y podría pasar hasta siete años en la cárcel, además tendrá que pagar una multa de entre 100 a 500 días de salario mínimo, esto quiere decir que desembolsará de ocho mil a 40 mil pesos.

 

Imprimir