Fiscal de Brasil acusa a Temer de corrupción y obstruir a la justicia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Fiscal de Brasil acusa a Temer de corrupción y obstruir a la justicia

Joesley Batista, uno de los dueños de la empresa de cárnicos JBS, confesó que pagaron sobornos al presidente por 4.6 millones de dólares, a cambio de favores

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, acusó ayer al presidente Michel Temer, de corrupción y obstrucción a la justicia en la investigación de la llamada Operación Lava Jato sobre la trama de sobornos en la estatal Petrobras a través de medidas legislativas y el control del nombramiento de comisarios de policía que llevaban esas investigaciones, reportaron medios locales.

De acuerdo con los argumentos de la fiscalía, Temer y el ex candidato presidencial Aecio Neves actuaron conjuntamente para impedir el avance de indagatorias de corrupción.

El presidente, de 76 años, se vio salpicado directamente por la confesión efectuada ante la justicia por uno de los dueños de la gigantesca empresa de cárnicos JBS, que colocó al presidente brasileño en el centro de un escándalo de corrupción.

EVIDENCIA. Joesley Batista, uno de los dueños de la empresa JBS, que colabora con la justicia en investigaciones de corrupción, confesó que su compañía pagó sobornos al presidente Michel Temer por 4.6 millones de dólares desde 2010, a cambio de favores para su empresa en algunos ministerios, según documentos difundidos por la Corte Suprema, donde destaca el relato hecho por el mandatario, según una grabación realizada por directivos de JBS y que se hizo pública en días pasados, lo que compromete directamente al jefe de Estado.

El episodio de la grabación, en la que se apoya el fiscal, es la conversación grabada por Batista en la residencia oficial de Temer el pasado 7 de marzo y cuyos primeros detalles revelados por la prensa conmocionaron al país.

El fiscal interpreta que en la conversación Batista logra la complicidad del presidente en sus maniobras para comprar el silencio del ex presidente de la Cámara de diputados, Eduardo Cunha, compañero de Temer en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y condenado a 15 años de cárcel por corrupción.

DETALLES. En la grabación, Batista comentó a Temer que está cuidando su relación con Cunha —quien lleva meses lanzando mensajes amenazantes desde prisión— y el mandatario le respondió con la frase que ya se ha hecho famosa en el país: “Tienes que mantener eso, vale?”. Un poco más adelante se escucha al empresario comentar que tiene a Cunha “bajo control” y, según el fiscal, en otro momento, Batista señala a Temer que está pagando al diputado “todos los meses”.

Pero hay más detalles de la conversación también comprometedores para Temer. El empresario llegó de noche, a las 22:40 horas locales, a su residencia oficial del Palacio de Jaburu, no pasó por el control oficial y entró directamente al garaje. Y Batista no se recató en relatar a Temer que estaba siendo investigado por la justicia pero que disponía de un fiscal que le pasaba información, además de tener “dos jueces amarrados”.

IMPLICADOS. El miembro del ministerio público era un estrecho colaborador del fiscal general que fue detenido el pasado miércoles acusado de cobrar 16 mil dólares por los servicios prestados. Temer se limita a asentir a las palabras del empresario. El presidente, en una nota pública, explicó que hizo caso omiso a las revelaciones del dueño del imperio cárnico porque “no las creyó”.

Temer, en el poder desde la destitución de Dilma Rousseff en agosto del 2016, niega cualquier tipo de acto ilícito y aseguró ayer al periodista Gerson Camarotti, columnista del grupo “O Globo”, que “resistirá” en el cargo y que saldrá “de esta crisis más rápido de lo que se piensa”.

 

Imprimir