Yes! We can - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Junio, 2017

Los perros me fascinan. Me da igual si son de raza o si se

trata de criollitos como la veintena… menos uno… que

acompañan mi vida. Y es que todos por parejo y sin

importarles tener pedigree o no, son criaturas rebosantes

de alegría y agradecimiento; seres totalmente inocentes y

confiados… dependientes… que por lo mismo no merecen 

el descuido y la crueldad de que son presa a nivel mundial.

 

Es por ello que no puedo más que celebrar y agradecer cerrar el mes con una muy alentadora noticia. Y es que tras un intenso trabajo que por años han desarrollado varias de las más grandes organizaciones de protección animal (apoyadas en las locales y desde luego respaldadas por un movimiento mundial), nos fue participado que por fin se ve una luz al final del túnel, al menos contra esa bárbara y crudelísima dizque “tradición” de consumir carne de perro torturado durante el Festival de Yulin (China), donde además, esas criaturas son mantenidas bajo condiciones totalmente inaceptables —incluso por cuestiones sanitarias— aun las robadas de entre las “mascotas” que la gente acostumbra tener en las grandes ciudades, pero que al igual, antes de llegar a las mesas son sometidas —previo e indescriptible hacinamiento— a golpes con varas y tubos, buscando exprimirles el dolor al máximo y el sufrimiento a esplendor para que la materia agarre sabor, mientras permanecen colgadas de manera totalmente indefensa hasta ser desolladas todavía con vida.

Cuando supe por primera vez acerca de esta costumbre, hace ya muchos años, créaseme, me entendí dentro de una pesadilla. Inmersa en algo que no podía ser cierto. Inclusive fue tal mi impresión, que entré en una fase de llanto imparable cuando comencé a trasmitir la información para el Noticiero Monitor, justo en la emisión tempranera que conducía José Gutiérrez Vivó, en aquel entonces el periodista más escuchado. Cualquier comentario que hacía era petardo, y el que dedicó a este tema no fue la excepción. La cabina se saturó de llamadas exigiendo que hiciéramos algo, sólo que como todavía no había redes sociales poco se pudo. Participé en protestas ante las sedes de las embajadas coreana y de la República Popular China, e incluso visité personalmente a los embajadores y a otro tipo de representantes en diferentes ocasiones. Por parte de los chinos la respuesta fue silencio absoluto. En cambio, los coreanos me refutaron duramente alegándome que no entendían mi sorpresa e indignación, si aquí en México se mataba de forma similar a las vacas y cerdos, que también se consumían. Gracias al cielo…

Hoy es otro presente, cuando estamos siendo enterados por Duo Duo Project, de que el nuevo Secretario del Partido Comunista encargado de la Provincia sureña de Yulin, Mr. Mo Gong Ming,  emitirá para el próximo 15 de junio una ley que prohibirá, so pena de multas muy elevadas a quien desobedezca, la venta de carne de perro en mercados, restoranes y comercios, justo a una semana de que inicie la festividad que ha causado cientos de miles de dolorosas muertes perrunas. Hay quienes dicen que se tratará de una medida temporal para evitar descalificaciones y amainar protestas, pero también hay quienes la dan por definitiva. Sea como sea, se tomó una radical decisión digna del mayor reconocimiento, quedando la esperanza de que se haga extensiva a todo el territorio chino y si se puede al coreano, y con la ilusión, incluso, de que arrastre un similar fallo respecto al comercio de vejiga de totoaba mexicana, en apoyo a la conservación de nuestra endémica vaquita marina a punto de desaparecer por esa pesquería.

EN OTRO TEMA, bien haría el diputado Federico Döring en emitir un Punto de Acuerdo dedicado a la SAGARPA, en relación a su denuncia en Excélsior (28-V-17) sobre las malas prácticas en los antirrábicos, partiendo de que los rige una estricta normatividad federal que sólo autoriza la matanza de perros y gatos por sobredosis de anestésicos, previa tranquilización o sedación de los animales, y bajo ciertos criterios. De lo contrario, alguien DEBE responder.  Igual sugiero a las organizaciones que denunciaron algo similar en el Reforma, que procedan legalmente. Importantísimo será pasar de la denuncia mediática a los hechos contundentes.

 

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios