Urgente regular el cabildeo en México - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Junio, 2017
Urgente regular el cabildeo en México | La Crónica de Hoy

Urgente regular el cabildeo en México

Ma. del Rocío Pineda Gochi

El lobby o cabildeo, en su definición más simple, es la actividad mediante la cual se busca persuadir o influir en las cuestiones de gobierno a favor de terceros. Aunque sus orígenes aún se encuentran en debate, existe evidencia histórica de que su práctica data desde la Grecia antigua. Tuvieron que transcurrir cientos de años antes de que se acuñara el lobby, como lo conocemos en la actualidad.

Hoy en día, existe consenso de que la materialización y el uso de este término se generalizó en el siglo XIX, con el auge de las democracias anglosajonas, y de que este fenómeno se encuentra íntimamente ligado a los regímenes parlamentarios de la era industrial. En Inglaterra y en Estados Unidos de Norteamérica fue donde evolucionó y se instituyó esta profesión e inclusive fue en el Estado de Georgia, en 1877, donde surgió la primera legislación efectiva que lo tipificó como delito, y posteriormente en el Estado de Massachusetts, en 1890, donde se reguló por primera vez dicha actividad.

Aunque su origen es muy remoto y se practica en la mayoría de los países, en el mundo sólo once gobiernos democráticos cuentan con normas para regular esta actividad: cuatro europeos —Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Francia— y siete del continente americano —Canadá, Estados Unidos, Costa Rica, Chile, Colombia, Argentina y Perú—.

En nuestro país, tras la alternancia política que inició en 1997, con la pérdida de la mayoría parlamentaria en la Cámara de Diputados del Partido Revolucionario Institucional, se abrieron las puertas para una mayor práctica de esta actividad. Y así fue como empresarios, organizaciones civiles y funcionarios públicos comenzaron a negociar sus propuestas e intereses con el Poder Legislativo, sin intermediación de canales tradicionales, pero sí por medio de instancias que comenzaron a vender sus servicios profesionales, para persuadir o presionar a los legisladores a tomar decisiones para su beneficio o contra aquellas que los perjudicaran.

Sin embargo, es una realidad que el cabildeo se vio pervertido e influenciado por la corrupción, lo que vuelve imprescindible su regulación. Desde finales del 2010 el Reglamento del Senado, cuenta con un Capítulo que regula las prácticas de cabildeo que se presenten ante los senadores, ya sea de forma individual o en su conjunto. Define al cabildeo y establece la obligación de informar por escrito las actividades realizadas por los cabilderos en la promoción de sus intereses. Asimismo, la Cámara de Diputados modificó su reglamento en el 2011, lo que permitió crear un Registro público de cabilderos; facultades para autorizar, denegar o cancelar el registro; prohibir la actividad a funcionarios públicos, así como sus cónyuges y sus parientes por consanguinidad; y la obligación de recopilar los documentos de cabildeo, información, opiniones, argumentaciones o cualquier otra que pueda ser objeto de consulta pública, entre otras. Estas reformas han funcionado de manera positiva, en el año 2015 tuvimos un boom de cabilderos llegando a ser 696 para 628 legisladores (500 diputados y 128 Senadores).

Lamentablemente, debemos reconocer que aún tenemos muchas deficiencias y necesitamos una ley o reglamento que regule de manera más puntual. Desde el año 2005 a la fecha se han presentado más de 26 iniciativas sobre la materia, que no han podido transitar. Consideramos que el cabildeo debe tener la fuerza necesaria para orientar e influir en las acciones de las autoridades tomadoras de decisiones, en este caso el Poder Legislativo, para tener mejores legislaciones. Por lo cual, es necesario promover su legitimación y profesionalización, a través de las instituciones de la sociedad civil que integran las cámaras empresariales, los organismos no gubernamentales, especialistas, la academia y la participación ciudadana.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios