Para la oreja - Verónica Gallardo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Junio, 2017
Para la oreja | La Crónica de Hoy

Para la oreja

Verónica Gallardo

Ya es muy difícil encontrar artistas sencillos y amables con los medios de comunicación, pero más dificultad es ver artistas agradecidos con los periodistas, por eso llamó mucho la atención la invitación que nos hiciera Julión Álvarez.

Su manager, Alex Jiménez, se dio a la tarea de hablar personalmente a un grupo de comunicadores y reunirnos con Julión en una cena privada, sin cámaras, sin entrevistas, solo un buen convivio para mostrarnos su más reciente material discográfico, con el que celebra sus 10 años de solista.

La cita fue en el hotel Presidente (que por cierto, suplico no hacer nada ahí porque existe una despreciable discriminación, ya que invité a mi asistente de casa para conocer a Julión, lo cual era su sueño máximo, y no la dejaban entrar a esperarme al lobby, discriminándola terriblemente) y el salón solo estaba adornado con varias pantallas con la portada del disco Ni Santo Ni Diablo, una excelente comida, buena bebida y otra cosa que me llamó mucho la atención fue que casi no tocaban el disco. Yo creí que iba a cantar, pero tampoco, era una convivencia y nada más.

Debo aclarar que yo no conocía personalmente a Julión, sabía por otros compañeros que era una gran persona, muy sencillo, y por fin lo comprobé, realmente me llamó la atención su simpatía, don de gente, humildad pero sobre todo su inteligencia.

Vestía normal, nada de marcas costosas o lleno de enormes joyas, su texana, sus botas y eso sí, mientras nos saludábamos me dijo que estaba gordo, pero que le encantaba comer.

-Te presento a mi doctor y haz ejercicio, es fácil, mi Julión.

-“No, para nada, no me gusta, viajo mucho, siempre me andan invitando a comer o que un trago y como les voy a decir que no. Una vez vino un cuate, que disque nos iba a entrenar y a cuidar nuestra alimentación. Mejor se fue porque no le hacía nada de caso ni yo ni nadie en la banda”.

Nos entregaron su disco en una cajita de madera morada, Julión fue de mesa en mesa firmándola (a quien se lo pedía) o tomándose la foto y se quedaba a platicar.

-Mi Julión, dime la verdad, ¿te saliste de la Banda MS o te salieron?

-La verdad, me salieron, un día me dijeron que ya hasta ahí y pues me fui.

-¿Pensaste en irte de solita, entrar a otra banda o qué?

-La verdad, yo quería ganar dinero, llegó la oportunidad de ser solista y me la jugué, porque nunca pensé que me iba a ir tan bien.

Y fue así, un poquito extraña la manera en que llegó/ Y que voy a hacer si se robo mi corazón…Sinceramente su música me encanta, pero ahora me fascina haber conocido a este gran cantante y ser humano: Julión Álvarez.

Imprimir

Comentarios