Embarazo, una de las principales causas de despido en la CDMX | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Embarazo, una de las principales causas de despido en la CDMX

Durante 2016 Copred recibió 499 denuncias de mujeres que perdieron su trabajo sin motivo aparente ◗ El 27 por ciento del cese de labores de este sector de la sociedad fue por informar sobre su condición

Berenice Callejas se enteró que estaba embarazada y no imaginó que esto le traería consecuencias en el ámbito laboral.

La mujer trabajaba como abogada en un reconocido despacho, no obstante, aun con todo su conocimiento en leyes no pudo evitar que la despidieran.

La causa: “ya no cumples con las necesidades del bufete”. Empero, ella sabía que los motivos eran otros.

La mujer pidió mantener oculto el nombre del despacho debido a que en este momento se encuentran en juicio y no quiere afectarlo.

A finales del año pasado Berenice se enteró de que estaba encinta, de inmediato tomó la decisión de avisar en su trabajo, ya que, de acuerdo con su ginecólogo, no podía realizar una serie de cosas debido a que su embarazo era de alto riesgo.

El 7 de noviembre informó a sus jefes de su estado, pero esto no importó a sus superiores; tan sólo un día después la mujer fue puesta a prueba para ver si estaba dispuesta a conservar su empleo.

Ese día a las 18:35 horas le llamaron por teléfono y le indicaron que debía dirigirse a unas oficinas ubicadas en calzada Miramontes para entregar un documento urgente.

El horario que la mujer debía cumplir era de las 09:00 a las 18:00 horas, no obstante, esto poco le importó a su jefe y aunque Berenice se encontraba camino a casa éste, ordenó que ella siguiera trabajando.

Berenice se negó, les dijo que ya se encontraba camino a casa y que además se encontraba imposibilitada para subir y bajar escalones, por lo que ella no podría hacer la diligencia.

El 9 de noviembre cerca del mediodía, fue mandada a llamar por uno de los socios del despacho; ella no se imaginaba que ése sería su último día de trabajo.

“Tus jefes me pidieron que rescindiera de tu contrato. Tus condiciones no son las indicadas para continuar trabajando aquí. Aparte te negaste a realizar una actividad laboral”, le dijo el hombre al mismo tiempo que le mostraba su carta de renuncia.

Misma que le fue condicionada a firmar, ya que de no hacerlo, le aseguraron corría el riesgo de que no se le pagara el dinero que por ley le correspondía.

OTRO CASO. Luna Chavarría corrió con la misma suerte. Hace tres meses dio aviso de que estaba embarazada en el Colegio Católico, en el que da clases.

La mujer pensó que debido a la forma de pensar de las monjas recibiría total apoyo de su parte; pero no fue así.

Tan sólo cinco días después de haber anunciado su condición, fue mandada a llamar a la dirección en donde le explicaron que “en este colegio, no podemos permitir que la lujuria impere”.

Incluso, aun cuando Luna lleva tres años de casada y tiene un hijo menor llamado Tadeo.

“La verdad no logro entender que pasó. Cuando mi primer embarazo nadie dijo nada, la madre superiora me apoyó en todo momento, pero la que ahora está tiene una mentalidad muy rara”, contó Luna.

Interpuso una denuncia en la Procuraduría de la Defensa del Trabajo y se encuentra a la espera de la resolución.

LEGALIDAD. Durante 2016 el Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación en la Ciudad de México atendió mil 281 denuncias, de las cuales el 39 por ciento corresponden al despido por embarazo, toda vez aún en la fuente laboral continúan estigmas y prejuicios sobre la conciliación entre la actividad laboral y la familiar.

Esto quiero decir que 499 mujeres fueron separadas de sus labores por “no estar en condiciones de realizar actividades que puedan perjudicar a la empresa”.

Mientras que de enero al 31 de mayo de 2017, la dependencia tiene registro de 72 expedientes abiertos sobre discriminación, de los cuales 20 quejas y 3 reclamaciones corresponden a este tenor, es decir, 31 por ciento.

La dependencia detalló que 27 por ciento del cese de labores de este sector de la sociedad fue por informar sobre su condición de embarazo, mientras que el 4 por ciento restante fue por causal de género relacionado con maternidad, visitas al doctor, periodo de lactancia, entre otras.

Las mujeres en la CDMX representan el 48 por ciento de la población ocupada.

Imprimir