El PRI pierde… pero gana - René Arce | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Junio, 2017
El PRI pierde… pero gana | La Crónica de Hoy

El PRI pierde… pero gana

René Arce

Hace seis años Eruviel Ávila ganó las elecciones a gobernador con el 65 por ciento de los votos en el Estado de México; ahora Alfredo del Mazo sólo recibió el 33 por ciento de los sufragios, casi la mitad de los del proceso electoral del 2012, TREINTA Y DOS PUNTOS MENOS.

Rubén Moreira, el priista que hoy desgobierna Coahuila, obtuvo en las elecciones anteriores el 60 por ciento de los votos; ahora el candidato Miguel Riquelme, sólo logró el 39 por ciento de los mismos, VEINTIÚN PUNTOS MENOS.

Roberto Sandoval, gobernador priista de Nayarit, derrotó a sus oponentes con el 46 por ciento de los votos en el pasado proceso electoral; ahora en éste, perdió la gubernatura con su candidato Manuel Cota, quien sólo obtuvo 27 por ciento, DIECINUEVE PUNTOS MENOS.

En Veracruz, donde sólo hubo elecciones para Ayuntamientos, el PRI perdió la mayoría de los municipios más importantes del estado que tienen alrededor de cien mil electores: Jalapa, Veracruz, Tuxpan, Poza Rica, San Andrés Tuxtla, Minatitlán y Coatzacoalcos, ahora tienen munícipes priistas, pasarán a manos de otros partidos y el PRI sólo conservará Orizaba; DE LOS DOSCIENTOS MUNICIPIOS VERACRUZANOS, SÓLO GANARON TREINTA SEIS.

A pesar de los descomunales recursos humanos y económicos que invirtió el gobierno federal y los gobiernos estatales en estos procesos, principalmente en el Estado de México, los resultados para el PRI son raquíticos, perdieron millones de votos, pero hay que reconocer que no han perdido la capacidad de sus estrategas para construir escenarios, dividir a los opositores, dando golpes mediáticos contra ellos; cooptando a otros y echando a andar una ingeniería electoral calle por calle, para asegurar que sus simpatizantes vayan a las urnas, inhibir a los simpatizantes de sus adversarios o de plano comprar con dinero o gestión social las voluntades de los ciudadanos.

El único antídoto que ha logrado vencer a esa maquinaria electoral es la unión de las oposiciones o cuando el antipriismo ya es totalmente mayoritario en las sociedades de los distintos estados. Nayarit y Veracruz mostraron las virtudes de coaligarse; en Nayarit el PRI perdió la gubernatura, la mayoría de las alcaldías y el control de la Cámara de Diputados, la coalición PAN-PRD-PT-PRS prácticamente desterró al priismo de tierras nayaritas, apenas a tiempo antes que el terror y el horror que viven estados como Tamaulipas, Coahuila, Guerrero, Colima, etc. se hubiera enclaustrado en ese estado con un fiscal cómplice del actual gobernador, quienes habían entregado la seguridad y la justicia a las bandas del crimen organizado.

En Veracruz, los restos del duartismo también han sido echados del poder, gracias a la coalición PAN-PRD y el crecimiento de Morena; ojala la negra noche del gobierno de Duarte se haya ido para siempre.

El PAN, el PRD y Morena deberán realizar una seria reflexión sobre lo que significa enfrentar al aparato y la maquinaria del priismo de manera aislada; asimismo será necesario que los diferentes actores políticos entiendan que no es llegando a acuerdos con el priismo para fortalecerse al interior de sus partidos, como podrán servir adecuadamente a la ciudadanía. La división en el Estado de México y en Coahuila tiene responsables y éstos deberán asumir plenamente su culpa ante los electores de estos estados, que deberán seguir padeciendo durante seis años más la inseguridad, la corrupción y la falta de desarrollo social. Eso sí, a algunos esto no les importará, porque seguramente han logrado importantes dividendos para su economía particular.

En fin, la información de los días por venir nos aportará suficiente material para la reflexión y así tendremos más elementos que puedan ayudar a que las decisiones políticas que se tomen rumbo al proceso electoral del 2018, redunden en alcanzar que nuestro país avance en su transición democrática, en la seguridad de las personas y sus bienes y en un crecimiento económico menos desigual.


Mail: renearcecirigo@gmail.com
Fb: René Arce
Web: renearce.com
Tw: @renearcemx

 

Imprimir

Comentarios