Sistema educativo estadunidense - Arturo De las Fuentes Hernández | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Sistema educativo estadunidense | La Crónica de Hoy

Sistema educativo estadunidense

Arturo De las Fuentes Hernández

La educación es, por excelencia, la fuente del desarrollo de cualquier nación; en este sentido, el sistema educativo estadounidense, considerado uno de los mejores a nivel mundial, ha recibido un impacto considerable producto de la migración, así como la constante interacción entre las poblaciones de la frontera México-Estados Unidos.

De acuerdo con la décima enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la educación es una actividad reservada a los estados. Dicha enmienda establece que “los poderes no delegados a los Estados Unidos por esta Constitución, ni prohibidos por ella a los estados, están reservados a los respectivos estados o al pueblo”.

Con base en lo anterior, y considerando que el ejercicio gubernamental estadounidense parte de la descentralización, la educación, así como el control de muchas funciones públicas educativas como la enseñanza escolar, el control del contenido de los programas de estudio, así como los métodos educativos, dependen primordialmente de los estados, los distritos escolares y las comunidades locales, quienes son los responsables de su planificación, organización y financiación, con base en sus necesidades, intereses y recursos.

Existen tres tipos de centros educativos en los Estados Unidos: los públicos, a los que acude un 91% de la población escolar, los privados, de los cuales un 79% mantiene orientación religiosa, y los denominados chárter, que para recibir los fondos necesarios, tienen que presentar un modelo educativo que sea considerado innovador, vinculado a la comunidad en la que se encuentren y someterse a evaluaciones periódicas.

En lo que se refiere al financiamiento de los centros escolares, no sólo intervienen los poderes públicos, sino que se involucra toda la comunidad, reflejo de la importancia que se le concede en todo el país a la educación como tarea colectiva. El sistema de financiación es complejo y participan en él, en primer lugar, el Estado, normalmente a través de los Distritos Escolares, en segundo lugar, las instituciones locales, y, en tercer lugar, instituciones y corporaciones de carácter privado.

En el caso de los centros con alumnos de bajos recursos económicos y de centros con estudiantes que sean hablantes de otras lenguas distintas del inglés, las ayudas económicas vienen del gobierno federal.

Para 2015-2016, la población escolar estadounidense de educación primaria y secundaria fue de 55,074939 de alumnos, mientras que la población universitaria ascendió a un total de 20,264,000 de alumnos.

Del total, los dos estados con mayor población estudiantil fueron California y Texas con 6,226,814 y 5,296,135 de alumnos respectivamente, siendo a la vez, los dos estados con mayor porcentaje de población mexicana: Texas con 31.62% y California un 30.66%.

Finalmente, la persistencia de los movimientos migratorios y el crecimiento de la población mexicana en la zona fronteriza han tenido un efecto directo en el aumento progresivo del número de alumnos matriculados en los distintos centros educativos, en un contexto en el que la relación bilateral está cruzando por un punto álgido, enfrentando los retos de un gobierno norteamericano que está privilegiando su seguridad interna sobre cualquier forma de cooperación.

cpi@prodigy.net.mx

 

Imprimir

Comentarios

Columnas anteriores