Duró 50 horas la suspensión a la obra del Ritz Carlton | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 08 de Junio, 2017

Duró 50 horas la suspensión a la obra del Ritz Carlton

Funcionarios de la Secretaría de Protección Civil quitaron ayer los sellos que habían colocado en la construcción por no contar con los permisos correspondientes

Duró 50 horas la suspensión a la obra del Ritz Carlton | La Crónica de Hoy
La tarde de ayer fueron retirados los sellos y los trabajadores fueron avisados de que ya podían laborar.

Los sellos de suspensión de labores que fueron colocados en la construcción del complejo Chapultepec Uno, que albergará el lujoso Hotel Ritz Carlton y que no contaba con algunos permisos de Protección Civil, fueron retirados por funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México la tarde de ayer.

A las 18:30 horas, personal de la Secretaría de Protección Civil arribó al número 509 de la avenida Paseo de la Reforma y quitó las calcomanías que habían sido colocadas el martes pasado, horas después de que el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, había anunciado y celebrado la construcción, ya que significará una inversión de 100 millones de dólares.

Según personal de la dependencia, a cargo de Fausto Lugo, la empresa constructora ya acató las indicaciones que le fueron hechas, además de que ya entregó sus medidas de mitigación, que les hacían falta.

Cuando se dio el anuncio de la suspensión de labores, la Secretaría de Gobierno y la de Protección Civil justificaron la medida al asegurar que las obras invadían las calles Río Ródano y Río Atoyac.

Incluso explicaron que en ese lugar había sido instalado un tapanco sobre el arroyo vehicular para carga y descarga de materiales, herramienta y equipo, mismo que, a decir de las dependencias, era un peligro tanto para la obra como para los peatones y automovilistas.

Si bien la empresa no lo retiró, sí quitó las cosas que se encontraban encima de él, mismas que fueron señaladas por la dependencia como de riesgo.

Además, Protección Civil informó que el túnel que se encuentra junto a la obra, que sirve para el tránsito de peatones, quedaría en su lugar, ya que servía para proteger a los peatones.

Aunque aún faltan por hacer trámites administrativos, la dependencia de Fausto Lugo aseguró que no hay motivo para que las obras siguieran detenidas.

También señaló que las verificaciones, tanto en esta obra como en otras, son aleatorias, por lo que en algunos meses personal de la dependencia podría regresar al lugar a realizar una nueva inspección.

Esto debido a que las demás diligencias corresponden a la Oficialía Mayor, por lo que concierne a su dependencia que los trabajos de construcción puedan continuar.

Una vez que los sellos fueron retirados, los trabajadores fueron avisados de que las obras continuarán en tiempo y forma.

Aunque la construcción fue suspendida desde el martes, en el interior se pudieron observar trabajadores que se encontraban dejando todo en orden, como lo establecen los protocolos de seguridad establecidos por Protección Civil.

La suspensión de labores se realizó con base en el programa permanente de Verificación de Construcciones de Alto Impacto en la Ciudad de México.

CAUSAS DE LA SUSPENSIÓN. La secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, señaló que la falta de medidas de seguridad y de documentos que avalaran el legal funcionamiento de la obra fueron los motivos para que se decidiera la suspensión de labores.

Incluso mencionó que la empresa constructora no había presentado el Programa Interno de Protección Civil autorizado ni el permiso de la delegación Cuauhtémoc para invadir la vía pública.

Sin embargo, la delegación desmintió dicha información asegurando que la representante legal había realizado los trámites desde el pasado 25 de mayo obteniendo la aprobación del programa interno que según la funcionaria hacía falta.

Durante la revisión hecha el martes 6 de junio a los 63 niveles de la edificación se detectaron condiciones de riesgo en el interior de la obra, como contenedores de tipo fijo de diesel.

También se observó la falta de delimitación y señalización, así como la presencia de cableado eléctrico de alto calibre en funcionamiento sin protección alguna.

En tanto que en otro piso había varios equipos de soldadura eléctrica conectados en serie sin estar señalizados ni delimitados, lo cual ponía en riesgo la integridad de los trabajadores.

Imprimir