A escena, los debates parlamentarios para redactar la Constitución de 1917 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 10 de Junio, 2017

A escena, los debates parlamentarios para redactar la Constitución de 1917

Es un experimento teatral en el que además se cantan y leen artículos de la carta magna, dice el director Enrique Singer ◗ “Fueron 8 meses de trabajo para montarla”

A escena, los debates parlamentarios para redactar la Constitución de 1917 | La Crónica de Hoy

Sesión permanente. No podría decirse que esta sea una obra perfecta es un experimento escénico en el que se cantan, narran y  leen todos los artículos de la Constitución mexicana, y en el que se leen discursos de personajes clave.

En el espectáculo participan estudiantes del Centro Universitario de Teatro (CUT), dirigidos por Héctor Bourges, Luis Mario Moncada y Enrique Singer, este último comenta que no existe una obra de teatro que hable de la Constitución, por lo que para esta ocasión optaron por presentar una propuesta que contara no una historia y que fuera lúdica:

“Hacemos un cruce de dos líneas vertebrales. La primera, un coro narra durante toda la obra, la Constitución de distintas formas, y la segunda, consiste en la personificación de aquellos constituyentes que tuvieron algún momento relevante en la creación no nada más de la Constitución de 1917, sino de todas las constituciones anteriores”.

Para el proyecto se requirieron cerca de ocho meses de trabajo, por iniciativa de la Facultad de Derecho  y el Centro Universitario de Teatro, de la UNAM, para celebrar el centenario de la Constitución y los 55 años del CUT.

“El CUT, según nosotros, tiene una vocación de buscar nuevas formas de hacer teatro, de romper paradigmas, de buscar procesos alternos para hacer teatro, nos propusimos no hacer una obra de teatro tradicional, sino un experimento escénico a partir de los elementos que forman la Constitución”.

En cuanto a la presencia de los discursos, Enrique Singer señala que la Constitución “fue hecha a base de discursos, de ejercicios de oratoria, en la obra están discursos importantes, para ver cómo ha evolucionado la historia del país, cuáles eran sus objetivos cuando se constituye como nación y le dejamos al público la conclusión de si estos objetivos han sido llevados a cabo o no”.

El director enfatiza en que la presentación de los artículos constituciones se hace de forma lúdica, pues no buscan “hacer una editorial”, sino a partir de la presentación del proceso, que la gente reflexione sobre la situación actual del país:

“El país ha llegado a un nivel de simulación excesivo. Si se cumpliera nuestra Constitución estaríamos viviendo en un país mucho más justo, el problema es la simulación. Al final se podrá tener una idea de la pobreza de nuestra vida política, espero que algo pase”.

Enrique Singer reconoce que fue complicado trasladar la Carta Magna al teatro de forma didáctica, pero al mismo tiempo, crear una propuesta diferente a lo que la gente está acostumbrada a ver:

“Estamos explorando ciertas líneas de trabajo que nos interesan para ver qué es lo que sucede. Tratar de poner en duda ciertos principios inamovibles del teatro y preguntarnos si puede ser así o de otra manera, son más preguntas que respuestas”.

Con respecto a la codirección, Enrique Singer sostiene que fue complicado, pero todo se solucionó gracias al entendimiento de las partes y a no imponer nada, además reconoce que su principal aportación fue el trabajo escénico, por lo que el público formará parte del espectáculo a través de un escenario diferente, mientras que el coro formará parte del público.

 

Sesión permanente. No podría decirse que esta sea una obra perfecta estará hasta el 25 de junio en el Foro del Centro Universitario de Teatro. Entrada libre.

 

Imprimir