UNAM y CICESE desarrollan captadores de niebla para aprovechar agua en el desierto de BC | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 12 de Junio, 2017

UNAM y CICESE desarrollan captadores de niebla para aprovechar agua en el desierto de BC

Son redes de polipropileno de uno a 10 metros cuadrados que podrían producir entre 2 y hasta 10 litros. El modelo está inspirado cómo organismos vivos del desierto obtienen el líquido

UNAM y CICESE desarrollan captadores de niebla para aprovechar agua en el desierto de BC | La Crónica de Hoy
La niebla de mar frente a la bahía de Ensenada es un ejemplo del agua que podría ser captada en el desierto costero 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada CICESE) desarrollan tecnología para captar agua dulce en comunidades asentadas en el desierto costero de Baja California, por medio del uso de colectores de niebla, que son redes de polipropileno de entre uno y 10 metros cuadrados que podrían llegar a captar entre 2 y hasta 10 litros de agua dulce en días con mucha niebla.

El trabajo que realizan los investigadores del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNyN) de la UNAM y del Departamento de Conservación del CICESE está inspirado en la manera en que diferentes organismos vivos del desierto obtienen agua dulce de la niebla, pero todavía es baja su eficiencia por lo que los mexicanos prueban diferentes tecnologías para aumentar la captura del líquido.

“Muchos organismos colectan niebla de manera natural, el caso más conocido es el escarabajo de Namibia, que durante las mañanas levanta sus patitas traseras y se pone como si fuera una pared. Las gotas se van formando y posteriormente van llegando a su boca y así ya tiene su fuente de agua de manera permanente”, explicó en un comunicado oficial de CICESE el doctor Rodrigo Méndez Alonzo, investigador de ese Centro Público de Investigación, que es  parte de la red de los 27 centros del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El investigador informó que en la actualidad la tecnología de colecta de niebla es muy simple y consiste en instalar mallas de polipropilenos marcos de aluminio y un depósito. De esta manera el frente de aire acerca el agua de manera pasiva.

En la actualidad se busca mejorar el sistema para que se puedan llegar a capturar hasta 20 litros de agua con tecnologías nuevas.

“Lo que queremos hacer es biomimética o bioinspiración; es decir, crear tecnología a partir de estructuras biológicas que observamos en la naturaleza. En este caso es mejorar esta tecnología inspirada en la naturaleza. Para ello estamos conjuntando un grupo de investigadores de diferentes disciplinas que incluye a un experto en tecnologpías de refrigeración y un bionanotecnólogo. A nosotros, en el Laboatorio de Plantas y Ecosistemas del CICESE, nos corresponde estudiar y explorar plantas; tanto sus propiedades de repelencia o adhesión al agua como su microestructura”, compartió Méndez Alonzo.

EN BUSCA DE MODELOS. La exploración de las plantas se está realizando en tres humedales costeros de Baja California; La Lagunita, Punta Blanda y La Misicón. El análisis consiste en comparar cómo cambia la repelencia al agua o hidrofobicidad foliar de plantas en los tres lugares.

“Con  nuestros resultados evaluamos cuán hidrofóbica es cada especie y con ello podemos imitar sus superficies para generar materiales que nos proporcionen mayor utilidad para su aplicación. Estudiar la taxonomía de las plantas nos permite también generar una base de datos para conocer cuáles son las superficies que nos conviene imitar”, indicó el investigador del CICESE.

La ruta de investigación que siguen inició en la Universidad de Bonn, Alemania, en 1997, pero en México puede ampliarse y fortalecerse aprovechando que existen especies que no hay en ninguna otra parte del mundo.

“Somos un país megadiverso que cuenta con alrededor de 24 mil especies de plantas y cada especie es una oportunidad para estudiar sus estructuras y funciones que nos permitirán realizar desarrollos tecnológicos bioinspirados”, dijo Rodrigo Méndez Alonzo.

El proyecto para desarrollar colectores de niebla bioinspirados en Baja California está en etapa inicial, pero el desarrollo de tecnología inspirado en la naturaleza no es algo nuevo. Ya existen aplicaciones que han generado cambios en la historia; como el velcro, inspirado en las espinitas de una planta llamada Arctium minus

Imprimir