Premio Princesa de Asturias reconoce a equipo que detectó ondas gravitacionales | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 14 de Junio, 2017

Premio Princesa de Asturias reconoce a equipo que detectó ondas gravitacionales

Los físicos, encabezados por Kip Thorne y miembros del laboratorio LIGO, obtuvieron el galardón en el área de Investigación ◗ El fenómeno fue predicho por Einstein hace 100 años

Premio Princesa de Asturias reconoce a equipo que detectó ondas gravitacionales | La Crónica de Hoy

Investigadores y miembros del experimento LIGO fueron reconocidos con el Premio Princesa de Asturias de Investigación, por su participación en el descubrimiento de ondas gravitacionales en el Universo, que confirman aspectos de la relatividad general de Einstein, pero además abrió una posibilidad de observación astronómica para el futuro de la investigación. Los gestores de LIGO y los más de mil científicos de 18 países que colaboran en éste recibirán el galardón dotado con 50 mil euros.

De acuerdo con el jurado, que dieron a conocer ayer a los ganadores, los físicos Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Ronald Drever (fallecido en marzo de 2017), fueron los que, en los años ochenta, propusieron la construcción del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO, por sus siglas en inglés) para la detección de ondas gravitacionales: ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo, predichas por Albert Einstein hace casi un siglo. 

“Este observatorio estuvo dirigido entre 1997 y 2006 por el físico Barry C. Barish, que impulsó la fundación en 1997 de la Colaboración Científica LIGO, en la que se han integrado investigadores de universidades e instituciones de todo el mundo”. Los detectores LIGO comenzaron a funcionar en 2002 y trece años después, la Colaboración Científica LIGO anunció la primera detección de ondas gravitacionales procedentes de la colisión de dos agujeros negros de características desconocidas hasta ese momento, lo que ha supuesto un hito en la historia de la física al confirmar la predicción de Einstein y ha marcado el inicio de un nuevo campo de la astronomía, la astronomía de ondas gravitacionales, agrega el acta del jurado.

Este descubrimiento está considerado uno de los logros científicos más importantes del siglo, al validar uno de los pilares de la física moderna —la teoría general de la relatividad— y abrir una nueva ventana para observar el Universo. 

CASCADA DE PREMIOS. Después del hallazgo, Ronald Drever, Kip Thorne y Rainer Weiss fueron galardonados conjuntamente en 2016 con el Special Breakthrough Prize in Fundamental Physics (compartido con el equipo que firmó el artículo científico), el Gruber Prize in Cosmology (EU), el Shaw Prize in Astronomy (Hong Kong), el Smithsonian American Ingenuity Award in the Physical Sciences (compartido también con Barry C. Barish) y el Kavli Prize in Astrophysics, que conceden la Academia Noruega de Ciencias y Letras, la Fundación Kavli (Estados Unidos) y el Ministerio de Educación e Investigación de Noruega.

En 2016 la revista Science eligió este hallazgo como descubrimiento del año. Sus responsables también son favoritos a ganar el Nobel de Física, quizás este mismo año. Esto reabre el debate sobre cómo reconocer la labor de las grandes colaboraciones de miles de científicos, ya que el premio sólo lo pueden recibir tres personas. En 2013, los Príncipe de Asturias se adelantaron a la academia sueca, al reconocer a Peter Higgs, Francois Englert y el CERN por descubrir el bosón de Higgs.

En 2016 obtuvo el galardón el ingeniero mecánico y biofísico estadunidense Hugh Herr, conocido como el hombre biónico, por su contribución al desarrollo y diseño de extremidades y prótesis robóticas.

El acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias se celebrará, como es tradicional, en octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo, en una ceremonia presidida por los reyes.

Imprimir