Para la Oreja - Verónica Gallardo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Junio, 2017
Para la Oreja | La Crónica de Hoy

Para la Oreja

Verónica Gallardo

Hablar ahora de televisión es comentar crisis en grandes emporios. Crisis económicas no sólo por la situación del país, sino en gran medida porque siguen viejos patrones que están anquilosados en esas morales extrañas que nadie entiende. Vaya, ni los de la vela chorreada logran entender sus rarezas.

Lo digo por La Piloto, una serie muy diferente, que empezó genial, que empezó extraordinaria las primeras dos semanas. Uno decía, por fin Televisa le apuesta a lo diferente, a lo que está de moda, una serie entretenida, de acción real, de temas que tienen ahora inundada a la pantalla chica. ¿Y qué paso?

Por un lado dicen que la censuraron, razón por la que la tuvieron que editar, pero la están editando tan mal que ya cayó en el aburrimiento, en la ridiculez de la mujer maravilla que vuela aviones a la primera clase de vuelo, pilotea sola un helicóptero cuando no ha agarrado ni uno de control remoto, además le entra a los plomazos y se convierte en la mujer del capo más importante del país. Todo hasta ahí lo puedo creer y puedo asegurar que cuando se trae el don en la sangre se logra, así que le creo que sea una piloto bien fregona.

Lo que ya me la volvió aburrida fue la bruja cacle Zulema. Es tan mala, pero tan mala que La Piloto ante todas las evidencias sigue confiando en ella. Zulema es hasta un insulto, aparenta por la vestimenta y sus rituales ser santera, cuando la Santería es una religión, no una parodia de brujería.

Luego tenemos al otro villano, el hermano del capo, otro insulto a la homosexualidad, ya que ésta es una preferencia al sexo no un estilo de vida. Él es un hombre fuerte, muy arriesgado, pero le gustan los hombres, eso es todo, es como ser un matón vegetariano.

Y lo peor, es que ya no está en la preferencia del público, ya que sus niveles de audiencia han bajado porque la historia no la han contado bien y se siente más falsa que un billete de dos pesos.

Tampoco significa que las series de capos no gusten en la televisión abierta, porque, les vuelvo a repetir, Rosario Tijeras fue un éxito tremendo, tanto que ya está en Netflix sin cortes.

Aunque me digan que La Piloto fue censurada, entonces vean cómo la están editando, porque está fatal. O le ponen más atención a los cortes y la historia en sí, o de plano dudo que haya segunda parte.

Y tampoco vayan a decir que el publico de Las estrellas no está listo para estas series, ¿pues qué es menso o no ve más que ese canal? Por favor no insulten nuestra inteligencia.

Claro que las telenovelas rosas siguen gustando mucho, siempre y cuando nos las cuenten bien…Y mañana les hablo de ellas.

Imprimir

Comentarios