El dragón chino quiere anidar en Yucatán | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 18 de Junio, 2017

El dragón chino quiere anidar en Yucatán

Los chinos inventaron las Zonas Económicas Especiales (ZEE) modernas. Liberados de la férrea tutela estatal, esos territorios son los que hoy inundan de manufacturas al mundo. El anuncio de las ZEE mexicanas logró atraer

El dragón chino quiere anidar en Yucatán | La Crónica de Hoy

Los chinos han puesto la mirada sobre la Península de Yucatán, sobre  la Zona Económica Especial en ese territorio que habrá de estar dedicada al sector de las tecnologías; la intención china es ser allí el actor económico dominante.

China exporta principalmente productos de cómputo y de tecnologías de comunicación, prendas de vestir, aparatos eléctricos y electrónicos, maquinaria y equipos. La apertura de las zonas económicas con régimen especial (pago de impuestos menores, mucha menor regulación gubernamental, fuerza laboral bajo condiciones más propicias para la inversión extranjera) fue una de las palancas que el gigante asiático utilizó para convertirse, a partir de 1980, en la segunda potencia industrial del orbe.

México inaugurará sus zonas económicas especiales en el segundo semestre de este año. Michoacán, en torno al Puerto Lázaro Cárdenas y la resucitación del proyecto Istmo de Tehuantepec, están incluidos en la apertura de este tipo de territorio de estatus económico especial. Yucatán, prácticamente toda la Península, se ha pensado como un área de vocación tecnológica. Puerto Progreso será el nodo central.

El interés de China en la zona especial yucateca derivó en dos visitas realizadas en el mes de mayo por una delegación integrada por funcionarios de Jiangmen, entre los que destacan Fuming Liang, secretario general adjunto del gobierno popular municipal;  así como personajes de la élite gubernamental y promotores del comercio entre la República Popular de China. Más relevante, algunos de estos personajes son los edificadores de las Zonas Económicas Especiales chinas. Los mejores hombres del dragón asiático ya conocieron el territorio.

Los encargados de recibir a estas comitivas fueron el alcalde de Mérida, Mauricio Villa, y funcionarios estatales de educación superior. Los chinos han sido explícitos en su interés de combinar las actividades industriales con la educación y la innovación tecnológica.

El alcalde y el señor Liang firmaron una carta de estrechamiento de relaciones e intercambio en materias cultural, económica y educativa.

Vocación tecnológica. La Zona Eeconómica Especial de Yucatán estará dirigida al sector de las tecnologías de la información y comunicación, manufactura avanzadas y a servicios asociados de alta calidad.

En efecto, una zona económica como ésta debe brindar a sus huéspedes la posibilidad de encontrar rápidamente a quienes presten servicios, por ejemplo, de programas informáticos o capacitación de personal. La zona no puede detenerse por falta de proveedores especializados.

En la ZEE yucateca habrá clústeres de servicios en donde los empresarios contarán, además, por medio de la ventanilla única, con todos los servicios de apoyo, como contadores, fiscalistas y compañías de outsourcing, entre otros.

El gobierno mexicano ha hecho la promesa de adelgazarse allí: nada de trámites municipales, estatales y federales. Un solo trámite que abarque los tres órdenes de gobierno.

El titular de la secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Antonio Meade Kuribreña, dio a conocer vía Twitter que la Zona Económica Especial se instalaría en torno a Puerto Progreso.

De acuerdo con los documentos turnados al legislativo estatal, los terrenos cuentan con una extensión de 2 millones 201 mil 113 metros cuadrados de territorio, en el municipio de Progreso.

En total serán 18 predios los que serán donados al gobierno de la República, de los cuales el más significativo es el marcado con el tablaje catastral 8690, ubicado en las inmediaciones del ejido de San Ignacio, que tiene un precio.

Los chinos tuvieron ocasión de valorar la ubicación e infraestructura de Puerto Progreso.

Turismo chino. Los chinos y su economía en auge han salido al mundo a turistear y de allí que los acuerdos con Yucatán incluirán oportunidades de inversión en materia de turismo cultural, en específico para compartir experiencias sobre el desarrollo de atractivos, entretenimiento y hoteles en torno a áreas de alta afluencia, como podría ser la zona arqueológica de Chichén Itzá.

De igual manera China tendrá una presencia permanente con sus expresiones en el Festival Internacional de la Cultura Maya (Ficmaya).

Actualmente China es el segundo socio comercial de México en el mundo, mientras México es el segundo socio comercial de China en América Latina. Si bien se habla de un fuerte balance en favor de los chinos, alguna vez el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, comentó que debe valorarse también en lo cualitativo: muchas manufacturas mexicanas de exportación tienen componentes chinos.

Según la Administración de Aduanas de China, en 2015 el valor total del comercio bilateral fue de 43 mil 850 millones de dólares. A partir de este año el comercio entre ambos países deberá entenderse (y medirse) en forma distinta: la inyección de inversión china  en la Península de Yucatán.

 

Imprimir