Mitos y realidades de la Línea 7 del Metrobús - Víctor Romo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 18 de Junio, 2017
Mitos y realidades de la Línea 7 del Metrobús | La Crónica de Hoy

Mitos y realidades de la Línea 7 del Metrobús

Víctor Romo

A seis meses de iniciada la construcción de la Línea 7 del Metrobús y con un avance del 40 por ciento, un juez federal, intempestivamente, concedió una suspensión definitiva que obligó al gobierno capitalino a detener la obra la semana pasada.

Es un transporte de vanguardia que ya confirmó aquí y en las ciudades mejor comunicadas del mundo, que aporta más soluciones que problemas: impulsa la movilidad sustentable, dignifica el servicio, es moderno, menos contaminante, articulado, impone orden y, sobre todo, privilegia la transportación masiva, como lo establece la nueva Ley de Movilidad capitalina.

Sin embargo, el interés público está siendo avasallado por el interés de un grupo que ha difundido una serie de mitos para politizar la obra y buscar notoriedad y, en el futuro, votos.

El amparo concedido fue interpuesto por la Asociación Mexicana de Derecho Ambiental A.C. (AMDA), con el respaldo de un grupo político. Argumentan, con dolo, que la obra robaría un tramo al Bosque de Chapultepec, propiciaría más contaminación, caos, invadiría al ciclista, talaría 685 árboles y dañaría los monumentos históricos-artísticos de Paseo de la Reforma y Calzada de los Misterios.

La realidad es que mienten. El proyecto prevé la construcción de una bahía de lanzamiento para evitar el caos vial a la altura del Metro Auditorio y reducirá al año 19 mil toneladas de CO2 en el ambiente. La tala es de la mitad de árboles que se dice y se dispuso un fondo de casi 20 mdp para reforestar de inmediato las afectaciones. El costo por viaje será de seis pesos, igual al de todo el subsistema Metrobús, no aumentará. Circulará por el carril de extrema derecha, por lo que convive amigablemente con los automovilistas y no afectará ninguna ciclovía.

El INAH otorgó a la Secretaría de Obras del GCDMX —responsable de la obra— una autorización inicial para desarrollar los trabajos del corredor y, desde el principio, establecieron una mesa de trabajo para determinar el mobiliario urbano y hasta los colores a utilizar, a fin de acatar las disposiciones de protección de los monumentos histórico -artísticos de Paseo de la Reforma y la calzada de los Misterios.

La Línea 7 abarca 30 kilómetros. Operará, primero, con 90 autobuses de doble piso —estilo londinense— para 130 pasajeros cada uno y cubrirá 15 kilómetros de Indios Verdes a la Fuente de Petróleos. El tramo complementario irá del Auditorio a Santa Fe con otros 30 autobuses compactos de un piso para transportar 80 pasajeros por unidad.

Cuentan con cámara, tecnología Euro VI (menos contaminante), con accesibilidad universal (personas con discapacidad y en silla de ruedas). Sustituirán 180 camiones y microbuses obsoletos, altamente contaminantes, que hoy prestan el servicio público de pasajeros en condiciones caóticas.

Es un sistema de vanguardia: confortable, seguro, eficiente y evita la emisión de unas 20 toneladas diarias de CO2, cancela 22 mil viajes de auto al día y reducirá 40 por ciento los tiempos de traslado en beneficio de 130 mil usuarios.

Conectará al usuario con las líneas 1, 2, 3, 6, 7, 8 y B del Metro y con los corredores 1,3,4 y 6 del Metrobús. La inversión será de mil 550 millones de pesos, incluyendo compra de vehículos.

Por todo ello, es inconcebible que la grilla se haya impuesto sobre la urgente necesidad ciudadana de ampliar la red del transporte público de superficie Metrobús en la CDMX.

Ahora, el gobierno de la ciudad tendrá que convencer a un juez, mediante un recurso de revisión que ya inició, que la Línea 7 del Metrobús respeta el patrimonio histórico y viene a resolver un grave problema de movilidad, ponderando el interés público por encima del automotor particular. Algo que está a la vista de todos y debería ser competencia, en todo caso, de un comité técnico, no jurídico, y alejado, por el bien de todos, del manoseo político perverso.

* Presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF

 

Imprimir

Comentarios