Alejandro Fernández festeja el Día del Padre con gran concierto | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 18 de Junio, 2017

Alejandro Fernández festeja el Día del Padre con gran concierto

El cantante inició su gira Rompiendo Fronteras Tour en el Estadio Los Pinos en Cuautitlán, Estado de México

Alejandro Fernández festeja el Día  del Padre con gran concierto | La Crónica de Hoy

Lágrimas, gritos, aplausos y uno que otro piropo le ofrecieron a Alejandro Fernández las más de siete mil personas que se dieron cita durante el inicio de su gira Rompiendo Fronteras Tour, el cual tuvo como sede, el Estadio Los Pinos en Cuautitlán, Estado de México,

 El Potrillo apareció en el escenario a las 21:45 horas, acompañado de sus músicos y bailarinas, los gritos estremecieron el recinto, gesto que el intérprete agradeció al hacer una reverencia hacia el público, quienes ya esperaban con ansias poder cantar sus más grandes éxitos.

“Hoy tengo ganas de ti”, “Me dediqué a perderte”, “Se me va la voz”, “Quiero que vuelvas”,  “No sé olvidar”, “Estuve”, “Te voy a perder”, “Como quien pierde una estrella”, fueron los primeros temas que musicalizaron la noche en el recinto que lució abarrotado.

El concierto continuó con  “No”, “Mátalas”, “Mañana es para siempre”, “No lo beses”, “Tantita pena”, “Canta corazón”, “No se me hace fácil”, “Las llaves de mi alma” y “No me digas que te vas”, formaron parte del repertorio del cantante de la dinastía Fernández.

“Hoy es Día del Padre, por si no lo sabían, yo soy papá y es momento de festejar, hoy México y Latinoamérica necesitan de nosotros, estamos pasando situaciones muy difíciles, pero yo lo dije en el concierto de despedida de mi padre, voy a buscar la forma de mantener el nombre de la música mexicana siempre en alto”, señaló Alejando, momentos antes de hacer el primer cambio de vestuario.

Con esas palabras que estremecieron al público, El Potrillo regresó al escenario portando su tradicional traje de charro, esta vez en compañía de Mariachi, momento que enloqueció a los asistentes, quienes se pusieron de pie para bailar cada uno de los temas.

En repetidas ocasiones, el cantante miraba al cielo en forma de agradecimiento, gesto que todos sus seguidores agradecían con gritos y aplausos. “Esta noche no me puedo ir sin antes cantar las canciones de mi padre”, palabras que mencionó, previo a cantar un popurrí de Vicente Fernández.

“Esta noche y en este Día del Padre, no nos podemos ir sin cantar un tema que estoy seguro, les va a gustar”, así dio paso a “Mi querido viejo”, donde con la voz quebrada se arrodillò en el escenario y no pudo contener de principio a fin las lágrimas, sentimiento que transmitió al público presente, quien también rompió en llanto y así terminó el recital de casi tres horas de duración.

Imprimir