Fox y el rencor en la política - René Arce | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 26 de Junio, 2017
Fox y el rencor en la política | La Crónica de Hoy

Fox y el rencor en la política

René Arce

Recuerdo que, por allá en el 2003, cuando Andrés Manuel López Obrador fungía como jefe de Gobierno de la Ciudad de México y el que escribe esta columna era jefe delegacional en Iztapalapa, se dio la oportunidad de intercambiar puntos de vista entre él y yo durante una comida sugerida por el propio Andrés Manuel. El interés del entonces Jefe de Gobierno era que yo le expresara mi opinión sobre cómo evaluaba su ejercicio de gobierno y mis consideraciones sobre sus intenciones de ser candidato a Presidente de la República en el 2006; comentó que le interesaba mi opinión por ser una voz crítica y no incondicional, ya que entre él y yo existía una buena relación no exenta de contradicciones en muchos aspectos. Al expresarle mi opinión sobre su gobierno, le manifesté que él había logrado atraer la atención positiva, no tan solo de la Ciudad de México sino de buena parte del país, fundamentalmente por sus políticas sociales de apoyar a las personas de la tercera edad, a las madres solteras y a los jóvenes; por iniciar sus jornadas laborales muy temprano revisando los incidentes de la inseguridad; dar sus conferencias de prensa mañanera, las cuales fijaban la agenda del día; la austeridad republicana que impulsaba lo diferenciaba de la clase política que hacía gala de su riqueza y que ello le generaba cada vez más aprecio de la población; sin embargo, le señalé que me preocupaba su actitud de criticar un día sí y otro también, al Presidente de la Republica Vicente Fox, tocando a veces, incluso, temas que involucraban su vida personal, lo cual, a una buena parte de la población no le agradaba porque con ello se denostaba a la institución presidencial, en un país donde el presidencialismo es parte de una cultura, y Fox particularmente, era el Presidente que había logrado la alternancia, sacando al PRI de Los Pinos.

Andrés Manuel argumentó que lo hacía para diferenciarse del Presidente y así lograr que la gente contrastara su gobierno con el gobierno del PAN; le argumenté que Fox no iba a ser su contendiente en el 2006, y lo único que iba a lograr era un odio personal hacia él, que este odio, viniendo del Presidente, se convertiría en un gran obstáculo para ganar la Presidencia. Hasta ahí quedaron nuestros intercambios de opiniones y él siguió con su actitud de enfrentar a Fox.

Con el paso del tiempo Fox promovió el desafuero de López Obrador, pretendiendo inhabilitarlo como candidato y aun cuando Felipe Calderón no era el candidato panista de sus afectos (ya que él apoyaba a Santiago Creel), realizó todo lo posible para evitar que AMLO ganara las elecciones; entre otras cosas, pactó con gobernadores priistas y líderes sindicales como Elba Esther Gordillo (lideresa del sindicato de maestros) para que promovieran el voto a favor del PAN y de esa manera lograr que Calderón ganara la Presidencia.

Vicente Fox fue una gran decepción como el primer Presidente de la alternancia en nuestro país, su ejercicio fue un cúmulo de ocurrencias, dislates e incapacidad para cumplir sus compromisos de campaña de desterrar la corrupción e impunidad de las “tepocatas y víboras prietas” como él denominaba a los priistas; su gabinete fue una experimentación constante, donde cada secretario hacía lo que consideraba conveniente, semejándose más a un “club de cuates” que a un gabinete presidencial; el protagonismo y ambición de su cónyuge fue la gota que derramó el agua de un gobierno de opereta, donde incluso fue necesario un corrector e intérprete de lo que Fox “quería decir”; en fin, un gobierno que rayó en lo tragicómico pero que dañó la alternancia en el país.

Fox debería saber que fue la incapacidad para resolver los problemas y la corrupción lo que ha decepcionado a los ciudadanos y que el surgimiento de líderes populistas y autoritarios se debe al fracaso de quienes mal gobernaron y él ha sido parte de los que han tenido esa responsabilidad. El rencor no lo justifica.

 

Mail: renearcecirigo@gmail.com
Fb: René Arce
Web: renearce.com
Tw: @renearcemx

Imprimir

Comentarios