Piden minisalario profesional para los jornaleros agrícolas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Junio, 2017

Piden minisalario profesional para los jornaleros agrícolas

Tendría que evaluarse el monto, a causa de las desigualdades regionales ◗ Persisten las carencias en materia de prestaciones laborales y derechos humanos, alertan especialistas

Piden minisalario profesional para los jornaleros agrícolas | La Crónica de Hoy
La violación a los derechos elementales de los jornaleros de San Quintín, una constante.

“Muchas veces, la gente no sabe lo que hay detrás de la manzana que se come, del jitomate que compra”, dice Lorenzo Rodríguez, representante del Sindicato Independiente Nacional Democrático de Jornaleros Agrícolas (SINDJA), organización surgida en el Valle de San Quintín y que ahora trabaja para extenderse a los estados de Jalisco, Guanajuato y Querétaro,  e impulsa la propuesta de crear un “salario mínimo profesional” para los jornaleros, cuyo monto aún tendría que evaluarse, pues la desigualdad de las regiones económicas del país implica un estudio cuidadoso.

Rodríguez habla en el Seminario Trabajo y Desigualdades que auspicia El Colegio de México, donde la convergencia de juicios y análisis devuelve actualidad a la realidad descubierta en 2015 en el valle de San Quintín, en Ensenada: aún falta mucho para que los jornaleros agrícolas gocen de condiciones de trabajo dignas y se evite la sistemática violación de sus derechos.

“Durante mucho tiempo, se dio por hecho de que eran dos las entidades expulsoras de jornaleros”, refiere Kim Sánchez, investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Hoy día, a esas entidades se han sumado Chiapas y Veracruz. Sánchez analiza el papel que los intermediarios, los enganchadores que llevan a los jornaleros a las zonas donde se requiere de su trabajo, y señala que aun cuando en algunos casos ya se pone en práctica el reclutamiento de trabajadores mediante agencias de empleo, públicas o privadas, los mecanismos tradicionales, donde muchas veces solamente hay contratos verbales, persisten aún en las estructuras de agricultura globalizada, y aunque su presencia tiende a reproducir la desigualdad, “no puede decirse que sean los villanos de la película”.

Y es que en la vida de los migrantes, el tema del respeto a sus derechos más elementales es aún materia de controversia: la abogada Alejandra Ancheita, directora ejecutiva de ProDESC (Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales), afirma que aún es una constante la violación a los derechos humanos de los jornaleros del Valle de San Quintín, y que esta circunstancia es particularmente grave en el caso de quienes son indígenas, en su mayoría mixtecos y triquis. “tener acceso al IMSS sigue siendo una gran carencia; el servicio médico consiste en una ambulancia que, cuando es necesario, traslada al paciente a una clínica de la Cruz Roja”, Por otro lado, alertó, y pese a los esfuerzos de las autoridades, el trabajo infantil, lejos de desaparecer, se ha “invisibilizado”. Kim Sánchez agregó que, en zonas donde se cultiva ejote, no es infrecuente que se recluten menores que reciben el pago de un peso por cada kilo recolectado.

Hace dos días, la ciudad de Celaya fue escenario de un foro auspiciado por el SINDJA, donde este sindicato, nacido en San Quintín, empezó a establecer relaciones con otras organizaciones sociales como la Red Nacional de Jornaleras y Jornaleros, la Unión de Trabajadores del Campo y universidades públicas y privadas.

Imprimir