Por inundación, lo dan de alta del Hospital La Villa con herida expuesta | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Por inundación, lo dan de alta del Hospital La Villa con herida expuesta

Juan Gabriel narró a Crónica que llegó con una lesión de tres centímetros; practicantes hicieron una incisión de doce para tratar una infección; lo enviaron a casa sin medicamentos

Por inundación, lo dan de alta del Hospital La Villa con herida expuesta | La Crónica de Hoy

"De las coladeras de los baños salía el agua a borbotones, todo estaba inundado, no había para dónde moverse”, platicó Magdalena quien presenció la inundación registrada la tarde del jueves en el Hospital General La Villa.

Su hijo se encontraba en observación debido a una lesión en la pierna; la mujer asegura que ante el desalojo, la mayoría de los pacientes que aún se encuentran dentro del lugar optaron por firmar el alta voluntaria.

“Nos dicen que podemos llevarlo al hospital de Balbuena pero todos están llenos, les dieron prioridad a los de gravedad y a nosotros nos dejaron al final, tiene la herida expuesta y no sabemos qué tan bueno sea que se vaya a la casa”, comentó Magda.

Juan Gabriel Sabanero explicó que la lesión que tiene en la pierna derecha se debió a una caída de la motocicleta, sin embargo, en un principio sólo se trataba de una pequeña cortada.

Al pasar los días, la herida comenzó a inflamarse por lo que acudió al Hospital General La Villa; ahí los médicos le informaron que la inflamación podía deberse una fuerte infección y de no tratarse podría llegar hasta el hueso.

“Me dijeron que me canalizarían al área de cirugía pero estaba lleno y ya no tenían espacio para mí, por lo que mandaron a los pasantes para que me realizaran la pequeña cirugía para sacar toda la infección”, contó.

Juan Gabriel explicó que la cirugía sólo sería de tres centímetros, pero el pasante se equivocó y la abrió más de doce; “yo estaba viendo cuando me abrieron y la cara del muchacho era de que ya se había equivocado”.

Tras ser abierto para intentar sacar la infección, Juan Gabriel comentó que no era tanta la infección que tenía en la cortada, pero después de la incisión que le había realizado, el joven practicante comentó que tenía que esperar a que la lesión cicatrizara de adentro hacia afuera.

“Me dijeron que no necesitaba puntadas, que poco a poco cerrará pero también me dijeron que como es una herida expuesta que ahora que ya me dieron de alta estoy expuesto a cualquier tipo de riesgo”, platicó.

El hombre expresó que debido al caos ocasionado por la lluvia, la atención era tardada y no daban respuestas tan rápido, además de que le informaban que tenía la posibilidad de ser trasladado al hospital Balbuena pero ya se encontraba completamente lleno y no sabían si podrían atenderlo adecuadamente.

“Fue tanto que me desesperé y preferí firmar mi alta voluntaria, espero que para el martes o lunes que vuelvan a abrir me vuelvan a dar el servicio porque esta herida es muy grande y necesito antibióticos”, expresó.

Gabriel comentó que sería hasta el día de hoy que intentaría probar suerte en el Hospital de Balbuena pues había pasado una noche difícil y sólo quería llegar a casa para descansar.

“Mi familia tuvo que traerme mis sábana y cobijas que me calentaran porque aquí no tienen nada y los pacientes se mueren de frío. Es necesario que cuiden mejor a los enfermos porque no es fácil lidiar con cosas así”, platicó.

Finalmente Magdalena, madre de Juan Gabriel, comentó que se encontraba también cansada pero preocupada por cómo cuidarían la herida expuesta de su hijo ya que ni ella, ni su hija o sobrina sabían sobre los cuidados que deben hacerse en heridas de tal magnitud.

“En primera es una herida muy grande y profunda, no nos dejaron en claro si ya se había quitado del todo la infección y no nos dieron alguna receta para comprar los medicamentes que de por sí el puro antibiótico nos saldrá carísimo”, explicó.

Imprimir