Para Oreja - Verónica Gallardo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 04 de Julio, 2017
Para Oreja | La Crónica de Hoy

Para Oreja

Verónica Gallardo

Desde que llegas se respira un ambiente diferente a cualquier otro concierto, la lluvia no impidió que las muchas mujeres llegaran hasta el Auditorio Nacional con tacones altísimos, minifaldas, ropa muy ajustada (tampoco les importa parecer chorizos mal hechos), escotes pronunciados y uno que otro señor con su texana bien puesta y todo para disfrutar a una de las mejores bandas, la MS, que cumplió su sueño, tres días de lleno total en el Coloso de Reforma.

Los muy puntuales desde las 6 de la tarde, previniendo el lleno del estacionamiento, los que se atoraron en el tráfico o la lluvia, siguieron llegando hasta que a las 8:30 de la noche ya no cabía ni una mosca.

Sinceramente la MS tiene muchos éxitos, mucho pegue en el público, porque había personas que llegaron de las cercanías a la Ciudad de México, como Cuernavaca, Toluca, Puebla, todo con tal de no perderse este gran concierto, ya que el escenario estaba ocupado por grandes pantallas, donde de forma muy graciosa fueron presentándose los integrantes de la banda, hasta aparecer ante un público que no para de gritar de emoción.

El año pasado, Alan, uno de los vocalistas, no pudo completar sus fechas por el accidente que tuvo cuando una bala, dicen que perdida, lesionó su cuello y garganta. Ahora con una cicatriz que no oculta y que va de lado a lado del cuello (por cierto, cicatriz queloide), canta mejor que nunca, ya que en cada interpretación le pone harto sentimiento.

La Banda MS de Sergio Lizárraga actuó casi tres horas, pero en el cierre del pasado sábado no querían dejar el escenario, así que exactas a las tres horas de concierto se despidieron, pero el público pidió más y deleitaron por otra media hora.

Fue impresionante ver cómo los pasillos eran ocupados por los que no resistieron estar sentados y se pusieron a bailar, otros bien sentaditos, pero sin dejarse de mover al ritmo de la música y los demás parados dando de brincos o moviéndose rítmicamente con las calmaditas.

Me llamó la atención un señor que iba con su hijo adolescente y se pasó trasmitiéndole a su esposa el concierto a través de Facebook y la señora cante y cante en su casa.

Otro detalle curioso fue cuando Oswaldo, el otro vocalista, se pasó casi 15 minutos en la orilla del escenario tomándose selfies con el público, tiene una habilidad para hacerlo con cualquier teléfono de forma muy rápida, pero ese detalle puso a sudar a los de seguridad porque se arremolinó la gente.

En fin, un mega concierto, este año tres fechas, para el que viene y si siguen así de exitosos, seguro que serán cinco o más, porque la Banda MS tiene en cada disco todas las canciones exitosas.

Imprimir

Comentarios